Cáncer de pulmón, síntomas principales a vigilar

Cáncer de pulmón

Una de las mayores enfermedades del siglo XXI es el cáncer. Aunque puede afectar a muchos órganos, el cáncer de pulmón es una de las principales causas de muerte en la actualidad. Por este motivo es recomendable que conozcas los síntomas de esta enfermedad, ya que normalmente no suele cogerse a tiempo debido a la ignorancia de los pacientes en cuanto a las señales iniciales que se manifiestan.

De sobra es sabido que no es fácil curar el cáncer de pulmón, puesto que más del 80% de los enfermos que lo padecen suelen perder la vida. Esto se produce principalmente porque la enfermedad se detecta en un estado avanzado y como los pulmones son órganos vitales el tratamiento es bastante complicado, no llegando a ser exitoso en la mayoría de los casos. Para evitar males mayores es aconsejable que estés informado sobre los síntomas que presenta este tipo de cáncer.

Cáncer de pulmón, molestias en manos y dedos

Aunque parezca increíble uno de los síntomas principales del cáncer de pulmón es el dolor en las manos y en los dedos. Seguramente te estarás preguntando la relación que existe entre esta parte de nuestro cuerpo y los pulmones. La verdad es que mucha. Los tumores que se asientan en el sistema respiratorio dificultan la llegada de oxigeno al resto del cuerpo y además esto hace que no tengamos una adecuada circulación. Las manos suelen ser una de las partes a las que más le afecta este hecho. Por este motivo si te notas molestias no dudes en acudir al médico. Quizás estén producidas por otros factores, pero prevenir nunca está de más.

Dificultades al respirar

Es más que evidente que el cáncer de pulmón afecta mayoritariamente a nuestro sistema respiratorio. Hay que decir que no siempre que presentemos dificultades para respirar tiene que ser por causa de algún tumor. Pero si es cierto que si te notas fatigado y crees que estás haciendo un mayor esfuerzo para respirar mientras realizas actividades cotidianas puede ser un síntoma de esta enfermedad. En muchas ocasiones estas carencias respiratorias pueden deberse al asma o simplemente a algún resfriado, aunque las sensaciones son parecidas y siempre queda la duda.

Tos crónica

Al igual que ocurre con las dificultades para respirar, la tos puede aparecer como respuesta a algún virus que se ha metido en nuestro organismo. Solemos toser con los resfriados o cuando nos exponemos a alguna sustancia contaminante. De hecho, los fumadores presentan estas características de forma más habitual. Por norma general, la tos desaparece en un par de semanas, pero la gravedad llega cuando se convierte en crónica. En este caso puede ser síntoma de cáncer de pulmón, aunque también existen otras enfermedades en las que se da la tos crónica. Lo primero que debes hacer es acudir al médico, pero también es bueno que reconozcas el tipo de tos que tienes. Si está relacionada con el cáncer de pulmón suele venir acompañada de sangrado, flemas abundantes e incluso ronquera.

Flemas con sangre

Como ya hemos comentado en el apartado anterior, las flemas con sangrado son habituales en los pacientes que están desarrollando cáncer de pulmón. A la mínima que veas unas manchas rojizas al toser no dudes en visitar a tu médico. No siempre es un síntoma del cáncer, pero sí tiene una relación estrecha con el mismo. Aún así, no lo dejes pasar, puesto que también podría ser una enfermedad grave que esté afectando a tu aparato respiratorio.

síntomas del cáncer

Demasiada fatiga

¡No nos preocupemos, la fatiga no siempre está relacionada con el cáncer! Pero ya se sabe que cuando estamos intentando descubrir porqué nos encontramos mal y sumamos síntomas al final es importante que le prestemos atención a todo. Hay varios motivos que pueden llevar a que nos sintamos más fatigados de lo habitual, algo que puede ocurrir tanto en lo relacionado con el cansancio físico como con el mental. Uno de estos motivos se encuentra en la forma en la cual las células no reciben el oxígeno adecuado debido a que las vías respiratorias se han estrechado demasiado.

En conclusión

Estos son algunos de los síntomas que pueden aparecer en las fases iniciales del cáncer de pulmón. No siempre tienen por qué estar relacionados con esta enfermedad, pero no es recomendable dejarlos pasar, puesto que un mal cuidado puede provocar males mayores. Además de conocerlos si quieres evitar el cáncer de pulmón te aconsejamos que lleves hábitos de vida saludables y sobre todo que evites exponerte a ambientes contaminados con sustancias tóxicas.

También recuerda no fumar, puesto que los cigarrillos son en la actualidad el principal factor de riesgo por el que se desarrolla el cáncer de pulmón entre los pacientes. Si dejamos de fumar estaremos alargando las posibilidades de que lleguemos a vivir más y nos estaremos alejando de esta terrible enfermedad que tantas vidas se ha cobrado hasta el momento en todo el mundo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz