Cáncer de mama, recomendaciones para dar apoyo a tus seres queridos

Cáncer de mama

El cáncer de mama es una enfermedad terrible que golpea a millones de personas en todo el mundo y es posible que alguien a vuestro alrededor la sufra. Lo que es posible que os estéis preguntando es cómo dar apoyo a estas personas. ¿Qué hacer y cómo actuar en este tipo de caso? Sabemos que simplemente actuar con normalidad no es suficiente y tratar a estos enfermos de una forma insensible o poco empática tampoco es recomendable. Por lo tanto vamos a mencionar algunas de las bases de lo que puede suponer el que le demos apoyo a quienes estén sufriendo este tipo de enfermedad.

Cáncer de mama, aprender a escuchar

Uno de los principales problemas de las personas, seamos de un tipo u otro en nuestro día a día, es que somos un poco egoístas en lo que se refiere a entablar conversación con los demás. No es algo malo, pero nos ocurre mucho. Esto es fácil verlo cuando nos encontramos con alguien a quien hace unos días que no hemos visto y lo primero en lo que pensamos es en hablar sobre lo que le queremos contar. La otra persona también querrá hacer lo mismo y es muy posible que mientras estamos escuchándola nosotros solo pensemos en cortar su conversación para comenzar con nuestro propio diálogo. Eso nos pasa porque, en cierto modo, nos hemos olvidado de cómo escuchar. Es un problema muy relacionado con la inmediatez de las generaciones actuales y de todas las personas en su ajuste a un nuevo estilo de vida más acelerado e inmediato.

Por eso lo primero que debemos hacer en nuestro trabajo para dar apoyo a nuestro conocido con cáncer es aprender a escuchar. Una vez hagas esto conseguirás que esa persona pueda abrirse con vosotros y compartir un momento íntimo que le resultará muy necesario. Y hay que entender que no escuchamos para dar consejo (salvo que nos lo pregunten), sino solo para compartir la situación y dar apoyo.

Demostrar interés

Algo que suele ser bastante desastroso en relación al trato con una persona que tiene este tipo de cáncer (o cualquier otro, para qué nos vamos a engañar) es no prestar interés por ella. Tenemos que tener más empatía en todos los aspectos. Hay pasos que se recomiendan para que estas personas puedan superar su enfermedad con una mayor fuerza de voluntad y convicción. Por ejemplo, se suele recomendar aprovechar Internet como medio de contacto con el mundo, como anclaje con la vida. En este caso es frecuente mantener un blog actualizado contando la experiencia y el progreso de la enfermedad o un perfil en las redes sociales. Pero lo que deben hacer sus amigos y familiares es demostrar interés involucrándose en la lectura de estos contenidos que publica. Ignorarlos y pensar que “otra persona los leerá” no será algo que aporte más fuerzas y energía a quien lo escribe. Leyéndolos y luego comentándolos sí que ayudará y demostrará que esa persona enfermo no está precisamente sola.

apoyo por el cáncer

Ayuda a que encuentre otras personas

A veces cuando una mujer enferma de cáncer de mama se enfrenta a esta enfermedad lo único que quiere es tener una garantía real, aunque no definitiva, de que hay luz al final del túnel. Y eso es algo que hacen muy bien aquellas personas que han pasado por la misma enfermedad con anterioridad. Así que si está en nuestra mano deberíamos intentar poner en contacto a la enferma con esas personas. No decimos que necesariamente tengáis que buscar a nadie de propio, dado que buscamos a alguien de confianza, pero sí que penséis en amigos y conocidos que puedan haber tenido esa enfermedad antes y que la hayan superado con éxito. Aunque en nuestra vida privada solemos ser solemnes en cuanto a mantener la privacidad, esta es una buena excepción para no hacerlo.

Vive y comparte tu esencia de vida

No hay nada peor para una persona que tenga cáncer que ver el mundo todavía más oscuro de lo que es desde que se le ha diagnosticado la enfermedad. Siempre va a ser mejor que el paciente esté animado y lleno de fuerza que por los suelos y derrotado para encarar los duros tiempos que le esperan en el futuro. Por eso aunque nosotros no tenemos el poder de curar, sí que podemos usar nuestro cariño y apoyo para crear un entorno jovial y animado que se pueda pegar a quien está enfermo.

Es un claro ejemplo de porqué en algunos hospitales infantiles hay doctores que se disfrazan de payasos para que sus pacientes puedan reírse. El valor de un buen estado de ánimo es difícil de medir, pero valioso a todos los niveles. Así que intentemos que lo mejor de nuestra vida y las sensaciones más positivas sean algo que se contagie a esta enferma de cáncer de mama.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz