Cáncer colorrectal metastásico: tratamiento en camino

Cáncer colorrectal metastásico tratamiento

No hay ninguna duda de que una de las principales enfermedades que está azotando con más fuerza a la población en el siglo XXI es el cáncer. Los hay de muchos tipos según el órgano al que afecten y aunque a medida que han pasado los años se han ido descubriendo tratamientos para frenar esta enfermedad aún existen algunos que siguen sin tener la medicación adecuada para su cura. Hoy podemos decir, con alegría pero con cautela, que parece que se ha descubierto un tratamiento para el cáncer colorrectal metastásico.

Cáncer colorrectal metastásico, una enfermedad muy dura

Este es un cáncer que se desarrolla en el colon o en el recto y que cuenta con un alto nivel de mortalidad, lo que ha hecho que temamos cada vez que lo escuchamos. Se diferencian en ciertos aspectos dependiendo de dónde se origine, pero en ambos casos suelen tener características comunes, por lo que es muy habitual combinarlos cuando hablamos de ellos.

Se trata de uno de los tumores más frecuentes, desarrollándose de igual modo tanto en hombres como en mujeres y en la actualidad es la segunda causa de mortalidad en España, tan solo precedida por el cáncer de pulmón. De hecho, en nuestro país se diagnostican casi 33.000 casos al año, por lo que teniendo en cuenta estos datos un tratamiento curativo de este cáncer resulta ser una noticia bastante positiva tal y como decíamos antes.

Según los expertos, si la enfermedad se descubre a tiempo en la mayoría de los casos puede curarse, casi en el 90% de ellos.  Pero como suele ser frecuente, cuando está más avanzada es muy difícil eliminar el tumor por completo, produciéndose metástasis en otros órganos del cuerpo. Además, el cáncer colorrectal metastásico presenta otro problema, ya que este puede tener una mutación llamada V600E en el gen BRAF. El porcentaje de población con este tipo de tumor oscila entre el 7% y el 10%. Todos aquellos pacientes que padecían la enfermedad con la mutación no podían someterse a un tratamiento de cura, puesto que los investigadores aún no habían encontrado la clave para combatirlo. Hoy podemos decir que expertos estadounidenses han dado con la tecla aparente de la solución descubriendo un fármaco que podría acabar con este tipo de cáncer colorrectal.

Cáncer colorrectal metastásico medicina

Un tratamiento para el futuro

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI) fundó hace unos años una red internacional para el diseño y desarrollo de ensayos clínicos en el cáncer (SWOG). Ha sido aquí donde los investigadores han creado el fármaco que podría combatir al cáncer del que os hablamos. Teniendo en cuenta que en el país norteamericano se presentan alrededor de 60.000 enfermos al año y que además casi el 7% contienen la mutación V600E en el gen BRAF, se hizo un ensayo con 106 pacientes para así obtener los resultados correspondientes.

El coautor de la investigación Howard Hochster explicaba que en el mercado ya existen algunos fármacos que frenan el desarrollo del cáncer colorrectal, tales como el Irinotecan y el Cetuximab. La combinación de ambos es el tratamiento estándar que se utiliza para los pacientes que contienen esta enfermedad. Al aplicarse ambos medicamentos se frena el desarrollo de este tipo de cáncer y los resultados fueron que el 22% de los pacientes mejoraron su estado de salud gracias a este tratamiento.

Pero ahora se ha creado un nuevo fármaco que combate esta enfermedad en su fase más peligrosa, cuando presenta el V600E en el BRAF. Esta mutación es muy agresiva y se relaciona directamente con la obtención de energía, lo que hace que el tumor se extienda de manera más rápida. En este sentido aparece un nuevo medicamento llamado Vemurafenib, cuya principal propiedad es que tiene la capacidad de inhibir la proteína mutada.

Este fármaco ya se aprobó en Europa para suministrárselo a pacientes con melanomas que tuvieran el V600E, pero no se había utilizado hasta ahora con aquellos que padecieran el cáncer colorrectal metastásico. Así a los 106 pacientes que se escogieron para el ensayo se les combinaron los tres fármacos (Irinotecan, Cetuximab y Vemurafenib) y los resultados fueron mucho más positivos. Parece que esta triple “alianza” es mucho más efectiva a la hora de combatir esta enfermedad, dado que los resultados revelaron que los pacientes a los que se les había suministrado los tres fármacos habían mejorado en un 67% de los casos frente al 22% del tratamiento estándar sin Vemurafenib.

Conclusiones positivas

Los investigadores estadounidenses que forman parte del Instituto Nacional del Cáncer llevan casi diez años intentando encontrar el tratamiento adecuado para acabar con el cáncer colorrectal metastásico en la fase de mutación. Tras una década han logrado descubrir la teórica combinación perfecta para frenar esta enfermedad y los resultados deberían comenzar a notarse próximamente. Son, sin duda, muy buenas noticias para las personas que tienen esta enfermedad y para las que la podrían sufrir en el futuro.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz