Cambios en los hábitos de vida, podría retrasar el envejecimiento

vidasana

Los telómeros son las partes de los cromosomas que se van afectando con el paso de los años: cuanto más largos, una vida, a priori, más prolongada.

Un reciente estudio realizado en los Estados Unidos ha demostrado que un estilo de vida más sano, que incluya dieta saludable y ejercicio, puede mantener los telómeros más largos por más tiempo.

Según se publicó en la versión digital de The Lancet Oncology, tanto la dieta, como la actividad física y el mantener el estrés alejado pueden hacer mucho en contra el acortamiento de estas partes y, por ende, retrasar el envejecimiento.

Nuestros genes y nuestros telómeros, no marcan necesariamente nuestro destino. Muy a menudo la gente piensa que si tiene malos genes, no hay nada que pueda hacer al respecto“, dijo el autor principal, Dean Ornish.

Sin embargo, estos hallazgos indican que los telómeros pueden prolongarse en la medida en que la gente cambia la forma en la que vive. La investigación indica que los telómeros más largos se asocian con menos enfermedades y una vida más larga“, añadió.

Los telómeros son combinaciones de ADN y proteínas que protegen los extremos de los cromosomas y ayudan a mantenerlos estables, por lo que, a medida que se hacen más cortos y su integridad estructural se debilita, las células envejecen y mueren más rápido.

Pero además, y como se ha demostrado en los últimos años, los telómeros más cortos están también asociados con una variedad de enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como pueden ser varias formas de cáncer, demencia, diabetes, accidente cerebrovascular, enfermedad cardiovascular, obesidad, y osteoporosis.

En concreto, este último trabajo demandó cinco años, en los que se siguieron a 35 hombres con cáncer de próstata localizado, en fase inicial. La idea era poder ver si existe alguna relación entre el cambio de vida y la longitud de sus telómeros.

Se los siguió “activamente”, es decir, a través de la detección y de biopsia, y diez de ellos realizaron ajustes en su estilo de vida, con una dieta basada en vegetales, ejercicio moderado (unos 30 minutos al día de caminata) y se les instruyó para reducir el estrés, con práctica de yoga suave basada en la respiración y elongación.

Otro grupo siguió como entonces, y sirvió de control. Los resultados fueron significativos: el primer grupo mostró un aumento en la longitud de sus telómeros de cerca del 10 por ciento. Por el contrario, los que no habían realizado ningún cambio, presentaban una reducción de dicho largo del 3 por ciento, al final del estudio, tras cinco años.

Los investigadores dijeron que los es posible que los resultados no estén limitados a los hombres con cáncer de próstata y es probable que sean relevantes para la población general.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz