Calor, 5 remedios caseros que nunca imaginarías

Calor en la playa

Ante la llegada extrema del calor hay que optar por remedios caseros para poder quitárnoslo de encima y sentirnos un poco mejor entre tanto sofoco. Sacar el ventilador del armario nos arreglará el problema durante un rato, pero cuando deje de correr viento en casa por mucho que las ventanas estén abiertas de par en par… la cosa se complicará. Será ahí cuando tendremos que sacar provecho de todo lo que podamos para sentirnos de forma más agradable. Y en ese sentido nosotros os hemos traído una lista de remediso caseros en los que seguro que nunca has pensado.

Calor fuera con el sándalo

El calor molesta, nos pone de mal humor y saca lo peor de nosotros. El frío no nos importa tanto, pero cuando llega el verano… ¡que nadie nos levante la voz o nos eche una mala mirada! Por suerte, tenemos soluciones. Una de ellas es el sándalo en polvo, el cual podéis comprar en tiendas especializadas en este tipo de productos (en Internet hay muchas opciones, así que no os costará encontrarlo). Cuando ya tengamos el sándalo seguimos esta sencilla receta que compartimos con vosotros:

Mezclamos el sándalo en polvo con leche muy muy fría y le ponemos a la mezcla una cantidad proporcional de agua de rosas. En ese momento comenzamos a remover y lo seguimos haciendo hasta que tengamos una pasta de uniformidad considerable. No importa si queda más o menos uniforme, porque tampoco os lo vais a comer, pero aseguraros de que se nota que ya es una pasta y no solo líquido. Sin esperar demasiado, porque no queremos que la pasta pierda las propiedades beneficiosas que tiene, la aplicamos en tres partes de nuestro cuerpo. Primero en el cuello, después en la frente y en último lugar en la cara.

Lo que ocurrirá con esta pasta que habremos aplicado es que nos ayudará de forma considerable a que reduzcamos la temperatura de nuestro cuerpo. Y como en Vitadelia siempre estamos pensando en vosotros, diremos que el sándalo no solo atacará a la calor, sino que también nos ayudará en la eliminación de grasa de la piel. En el caso de que vuestro nivel de calor interno se haya disparado también os recomendamos que pongáis un poco de la pasta que os haya quedado en los pies. Eso ayudará a regular vuestra temperatura.

Una buena ensalada de tomate

¿No sabes qué comer para combatir el calor? Lo más adecuado son las ensaladas, porque son frescas y te aportarán un toque muy adecuado de lo que necesitas para estos momentos. Pero te vamos a decir que no uses lechuga y que conviertas el ingrediente principal de la ensalada en tomate. ¿Sabes por qué? El motivo se encuentra en que los tomates incluyen una combinación excelente de vitaminas y minerales que cuando se combinan dentro de nuestro organismo nos ayudan a reducir los niveles de temperatura. Cuando comamos tomates notaremos que la temperatura mejorará y que no tenemos tanto calor. Si el sabor os cansa un poco podéis poner alguna especia para variar un poco el sabor.

Calor tomate

Infusión de té negro

A nadie se le ocurriría recomendar una bebida caliente para combatir el calor, pero nosotros lo vamos a hacer. ¿Estamos locos? En realidad no, porque lo hemos aprendido de cientos de generaciones de familias árabes que han consumido esta bebida durante siglos. Lo que recomendamos es que utilicéis té negro para prepararos una infusión en la cual, esto es muy importante, tenéis que agregar hierbabuena muy fresca. El contrapunto que produce esta hojas de hierbabuena hacen que la bebida esté mucho más deliciosa y sea más refrescante para nuestro interior. Eso sí, una recomendación: no os la toméis rápidamente. Tenéis que beberla a sorbitos para que vaya entrando mejor en el cuerpo.

Untarnos áloe vera por encima

Vamos a terminar con un plan que quizá os dé un poco de pereza, pero que también funciona. Hablamos de usar el áloe vera por las mañanas. Tenemos que untarnos este gel por el mundo para beneficiarnos de las propiedades que nos dará, principalmente un gran nivel de hidratación. Lo más interesante es que por mucho calor que haga esta sustancia permite que nuestra piel siga hidratada y fresca, así que aunque recibamos el contacto directo de los rayos del sol el áloe vera estará empujando su calor hacia fuera.

Unos apuntes finales

Y por supuesto no olvidemos aplicar las recomendaciones generalizadas, como intentar no salir de casa a ciertas horas del día en las que el nivel de calor es tan alto que nos vamos a ver muy afectados si tenemos contacto directo. Hay que comer bien, beber mucho, tener una botella de agua fresca todo lo cerca que podamos e intentar utilizar sistemas de aire acondicionado en la medida de lo posible. Si nos cuidamos y prestamos atención a las señales que nos haga nuestro cuerpo será mucho más fácil cuidarlo como se merece.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz