Calendario de vacunación para adultos, información importante

Calendario de vacunación

Hasta ahora la conversación sobre la posible introducción del calendario de vacunación para adultos no había tenido tanta repercusión como se podría haber deseado, pero cada vez es un tema que está convenciendo a más especialistas. Es posible que si la propuesta de la SEGG (Sociedad Española de Geriatría y Gerontología) llega a buen puerto no tarde en instaurarse un calendario de vacunación que podría ayudar a prevenir ciertas enfermedades y problemas de salud. En este caso se introducirá para llegar a dos grupos. Por una parte los adultos sanos, especialmente aquellos con una edad superior a 60 años, y por otra los adultos que tienen algún tipo de enfermedad de riesgo. La propuesta plantea extender vacunas que cubrirán enfermedades que van desde la gripe hasta el herpes zóster o el neumococo.

Calendario de vacunaciones para adultos en España

El objetivo que tienen los responsables de la propuesta, que antes de elaborarla han hecho un estudio a conciencia de la situación actual y de las posibles ideas de mejora, es que los adultos de una edad avanzada puedan ser tratados con el mismo mimo y detalle que los niños. No entienden si teniendo un perfil más sensible como el que tienen estas personas, que sigue el camino del perfil sensible de los niños, no se les puede proporcionar el mismo nivel de atención para tener seguridad de que se les protege de forma adecuada.

La cartilla de vacunaciones no solo cubrirá las enfermedades que hemos indicado antes, sino que también estará dirigido a refrescar o transmitir vacunas dependiendo de cada caso. Los adultos que cuando eran niños ya fueran vacunados para la difteria, el tétanos o la tosferina solo tendrán que disfrutar de una dosis de su vacuna correspondiente, la cual servirá como refresco. En aquellos casos en los que los adultos no recibieran las vacunas necesarias, algo que por tiempo es posible que ocurra en más casos de los que se cree, deberán recibir cinco dosis de cada vacuna para que esta sea efectiva de manera conveniente.

También se inyectará la vacuna triple vírica, que cubre las paperas, la rubeola y el sarampión. En este caso que se vaya a transmitir una o dos dosis dependerá del periodo en el cual se haya nacido. Las personas que hayan nacido entre los años 1966 y 1984 recibirán una dosis, mientras que el resto de adultos tendrá que recibir dos dosis de la vacuna. También se administrará la vacuna de la hepatitis B, la varicela, el meningococo C y el virus del papiloma humano, cubriendo así un espectro de enfermedades todavía muy reales en la sociedad actual.

Vacunas para adultos

Una forma de reducir los riesgos

Desde la SEGG mencionan que los casos más preocupantes y aquellos en los que se debe hacer especial hincapié sobre la importancia de la cartilla de vacunas para adultos son los referentes a las personas que cumplan ciertos rasgos. Por ejemplo, los diabéticos, las embarazadas, los pacientes con insuficiencia renal o quienes se encuentren inmunocomprometidos. Cada grupo de riesgo tendrá una serie de recomendaciones en relación a las pautas a seguir a la hora de introducir las dosis de vacunas necesarias.

El proceso que ha seguido la sociedad para determinar cuáles son las vacunas necesarias en cuanto a esta campaña se ha basado en un análisis activo sobre la situación de la población española en el segmento adulto. Creen que es importante implantar esta nueva estrategia de vacunación para prevenir enfermedades infecciones reduciendo los riesgos y los tratamientos. Para tratar de transmitir la importancia de instaurar un nuevo calendario de vacunación desde la SEGG mencionan que solo hay que fijarse en los buenos resultados que tienen los sistemas de vacunación entre los más pequeños. Si en los niños ha funcionado tan bien, se cree que ocurrirá lo mismo con los adultos y que se podrá reducir la morbimortalidad en la sociedad española.

¿Qué ocurrirá a partir de ahora?

Por ahora el programa de vacunación solo es una propuesta, así que de momento hay que esperar a que sea o no aceptado. A partir de ese momento, si el calendario se aprueba, los adultos recibirán la información necesaria para que puedan saber cuáles son las vacunas que deberán recibir a fin de seguir con el programa. Hay que pensar que será algo muy beneficioso, dado que a día de hoy un riesgo muy real se encuentra en la posibilidad de que una enfermedad para la cual se recibió vacuna en la niñez aparezca de nuevo en los adultos, causándoles complicaciones mayores por no estar protegidos en este caso. Por lo tanto, si se llega a aprobar el calendario de vacunación para adultos no deberíamos cerrarnos a recibirlo, puesto que evitará que suframos enfermedades y nos protegerá ante todo tipo de posibles situaciones complejas. La prevención siempre es algo en lo cual debemos pensar para vivir más y mejor.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz