Cabinas de bronceado, ¿provocan riesgo de melanoma?

Cabinas de bronceado riesgos

A todos nos gusta lucir un bonito bronceado en cualquier época del año. Es por ello que en los meses en los que no podemos acudir a la playa utilizamos otras herramientas para poder adquirir ese color tan deseado. Una de ellas son las cabinas de bronceado, pero siempre dudamos o sospechamos que quizá no sean buenas para nosotros. ¿Pueden provocar riesgo de melanoma en la piel? Eso es de lo que hoy queremos hablar en relación a estas cabinas de rayos ultravioleta.

Cabinas de bronceado, ¿es miedo infundado?

A pesar de que la mayoría pensamos que la exposición a los rayos del sol es la principal causa de cáncer de piel lo cierto es que otros factores, como la nieve, también nos reflejan un alto porcentaje de radiación. De hecho, algunos estudios han revelado que practicar actividades en la nieve puede suponer el riesgo de sufrir un 80% de radiación en nuestro cuerpo. De igual modo, las cabinas bronceadoras o los solares también son un foco muy peligroso para nuestra piel.

En la actualidad se utilizan este tipo de fuentes artificiales para así conseguir un color de piel más tostado pero aunque esto puede mejorar nuestra estética, la realidad es que nos exponemos a grandes riesgos que puede desembocar en una grave enfermedad cutánea. No por ello tienes que dejar de tomar el sol, o acudir a centros donde puedas broncearte, sin embargo tienes que tomar todas las precauciones necesarias para que tu piel no sufra los daños que ocasionan los rayos ultravioleta.

En cualquier caso, hay que saber que tanto la radiación natural como la artificial son muy perjudiciales para nuestro cuerpo, pero quizás la segunda sea aún más dañina. Tanto es así que un estudio realizado por la Universidad de Oslo (Noruega) ha revelado que exponerse a los rayos de las cabinas bronceadoras supone un mayor riesgo para contraer un melanoma.

Las cabinas solares y el cáncer de piel

Una de las enfermedades que más se está propagando en los últimos tiempos dentro de la población es el cáncer de piel. La necesidad de vernos más bronceados está haciendo que aparezcan anualmente muchos más casos de personas que han contraído un melanoma. Sin ir más lejos, en nuestro país se contabilizan alrededor de 5000 enfermos, una cifra que está aumentando cada año en un 10%. En la mayoría de los casos el melanoma suele cogerse a tiempo, por lo que puede tener cura si se utiliza el tratamiento adecuado. Pero en otros si el paciente presenta la enfermedad en un estado más avanzado tiene posibilidades de causar la muerte.

Cabinas de bronceado y sol

Es por ello que los expertos recomiendan tomar precauciones a la hora de exponernos a los rayos ultravioleta. En base a esto desde la Universidad de Oslo han querido profundizar en todo lo que habría que saber sobre la enfermedad. Los datos reflejaron la relación directa existente entre el riesgo de contraer un melanoma y el uso de las cabinas bronceadoras. Según el director de la investigación, Reza Ghiasvand, estas fuentes artificiales suponen un mayor riesgo para las pieles de aquellos que las utilizan, especialmente entre la población más joven. Los rayos ultravioleta suelen provocar más del 90% de melanomas y dentro de este porcentaje un gran número de casos se relacionan con personas que usan este tipo de cabinas para broncearse.

Para realizar el estudio se ha tomado una muestra de más de 141000 mujeres noruegas que fueron estudiadas durante una media de 13,7 años. Se analizaron los hábitos que tuvieron entre 1991 y 2012 para broncearse la piel. Los resultados fueron que a 861 de ellas se les diagnosticó un melanoma al cabo del tiempo. En este sentido, aquellas que se expusieron a los rayos ultravioleta en cabinas solares presentaron un mayor porcentaje de cáncer de piel, siendo este del 32% con respecto a otras que no utilizaron estos elementos. Además, los datos también revelaron que la probabilidad de contraer un melanoma era superior en las mujeres jóvenes. Entre todas las que se sometieron a sesiones, las que tenían una edad inferior a los 30 años contrajeron el tumor de forma más rápida, reduciendo el tiempo de desarrollo del melanoma en algo más de dos años.

¿Cómo puedo contraer el melanoma?

La realidad es que en el momento en el cual nos exponemos a la radiación tenemos un alto índice de probabilidad de contraer un cáncer de piel, sobre todo si nos bronceamos en cabinas destinadas para ello. En cualquier caso, algunas características pueden resultar un mayor factor de riesgo. Así, si eres una persona con un tono de piel claro o tienes un gran número de lunares serás más propensa a contraer un melanoma. Otros factores de riesgo pueden ser que en tu familia haya antecedentes de cáncer de piel o practicar muy a menudo deporte al aire libre. Y sobre todo, los menores de 18 años y los mayores de 65 son un sector de la población con un alto índice de riesgo superior. En cualquier caso, ya sabéis que tenéis que tener cuidado con las cabinas de bronceado tengáis la edad que tengáis.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz