Bypass externo, información de la nueva técnica para adelgazar

Adelgazar con bypass externo

Por nuestra parte siempre hemos defendido los métodos naturales y saludables de adelgazamiento. Pero somos conscientes de que hay algunos casos en los que es difícil conseguirlo si no es a través de otros procesos. Para las personas que se encuentran en ese tipo de situación se ha presentado ahora una nueva técnica conocida como bypass externo, que pretende revolucionar el sector.

Bypass externo, ¿la solución definitiva?

También conocido como método Aspire, esta nueva genialidad del sector de la industria sanitaria está enfocada a las personas que pueden recaer después de someterse a un tipo de intervención dirigida al apoyo en la pérdida de peso. Se define de manera coloquial como un tapón que se coloca en las inmediaciones del estómago y que da la oportunidad de vaciar algunos de los elementos que se encuentran en el mismo. Lo que conseguimos gracias a este sistema es que los componentes más negativos de los alimentos no sean absorbidos por nuestro organismo. Eso incluye, por ejemplo, las grasas malas y las calorías.

Seguro que os estáis preguntando qué más necesitáis saber sobre este nuevo recurso para perder peso. De momento os podemos decir que no solo está aprobado en territorio de Estados Unidos (donde ya se sabe que la FDA puede ser un poco exigente en algunos casos), sino que en España ya se utiliza en varias clínicas privadas.

Un proceso sin cirugía

Una de las características que más están valorando las personas que necesitan hacer uso de esta intervención es que no suponga ningún tipo de cirugía. El proceso que siguen los profesionales para su instalación es por endoscopia, teniendo como resultado final la meta de colocar un tubo fabricado con silicona, en el estómago. Una vez el tubo se encuentra conectado con el interior del estómago un sistema de acceso realiza la conexión con el mismo para que sea posible vaciar el estómago de una manera controlada. El punto de acceso que sirve de conexión tiene una salida de dos centímetros y permite eliminar de una manera previa un 30% de los alimentos que se introducen en el cuerpo. Cuando se ha vaciado el estómago, este 30% de los alimentos se desecha en una bolsa. ¿Por qué solo un 30% y no una cantidad superior? El límite está impuesto por los propios creadores del sistema, que han llegado a la conclusión de que esta cifra es la adecuada para que no se produzca ningún tipo de problema en el organismo.

La seguridad en el uso del sistema es una de las principales prioridades que se han tenido en todo momento. De ahí que solo podamos eliminar un 30% de la comida ingerida y que se incorpore un sistema para que no se pueda superar determinada cantidad en la que usaremos el dispositivo de manera continuada. Y por seguridad y control, los pacientes tendrán que acudir a la clínica donde le hayan hecho la intervención una vez cada cinco semanas para que se lleve a cabo una revisión del estado en el cual se encuentra el tapón. Junto a la revisión se analizará la cantidad de alimentos que se han desechado, siendo posible ver entonces la progresión por la cual se consigue el adelgazamiento.

Complicado, pero con buenos resultados

El método del Aspire Assist está siendo muy bien recibido en la industria sanitaria debido a la forma en la que está permitiendo adelgazar evitando la cirugía. Las personas que sufren unos altos niveles de obesidad están beneficiándose de su aplicación, aunque esto no significa que no sea un método complicado. Al menos porque requiere un seguimiento constante y un esfuerzo para mantenerse dentro del programa en el cual se introducen todos los pacientes a los que se les instala el tubo. El seguimiento médico tiene que ser exhaustivo con esas revisiones que os hemos mencionado, analizando parámetros y valorando los resultados. No es, por otro lado, un método que esté planteado para durar de por vida, sino que los pacientes que recurran a él podrán utilizarlo durante un periodo de 5 años. Se podrá interrumpir antes si la persona en cuestión ya ha llegado al estado de peso al que deseaba llegar o en el que debería encontrarse en cuanto a los niveles adecuados.

¿Pero funciona? Los resultados que llegan de las clínicas españolas en las que se ha puesto en práctica son positivos. En el caso de las personas que se han sometido a este proceso en Clínica Teknon las cifras indican que se han perdido 23 kilos como media, mientras que la reducción media respecto al adelgazamiento ha llegado a superar el 46%. A medida que se reduce el peso en estos pacientes también se están notando beneficios para las habituales enfermedades que se agravan debido al sobrepeso, como es el caso de la hipertensión y la diabetes. En definitiva, parece que el bypass externo se está convirtiendo en una buena técnica a la que dar un voto de confianza.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz