Brazos fuertes, consejos deportivos

Tener unos brazos fuertes

A lo largo de nuestra vida podemos hacer ejercicio con muchos objetivos, pero uno de los más comunes es conseguir unos brazos fuertes. Esto se aplica tanto a los hombres como a las mujeres, aunque nos vais a permitir que en este caso nos enfoquemos especialmente hacia nosotras. Los hombres tienen mucho más sencillo comenzar a hacer este tipo de ejercicios, pero nosotras hay veces en las que realmente no tenemos idea de qué debemos hacer para tener unos brazos más en forma sin que esto significa que nos pongamos tan cachas como el musculoso actor de cine Arnold Schwarzenegger.

Para solucionarlo hoy os hablaremos de algunas técnicas, ideas y recomendaciones que os darán la oportunidad de conseguir unos brazos perfectos sin que os tengáis que volver locas pensando en qué hacer para ello. Ya veréis como es mucho más fácil de lo que estáis imaginando.

Brazos fuertes con todo el cuerpo

Curiosamente para tener unos brazos en forma no nos tenemos que limitar a realizar ejercicio con ellos, sino que todo el resto del cuerpo también se debe ejercitar. Hay buenos motivos para ello, dado que pondrás en acción varios elementos y miembros cuyo movimiento acabará siendo beneficioso para tus brazos. Por otro lado, pensemos que mientras estamos haciendo estas sesiones de deporte no paramos de movernos y de quemar grasas, lo que también al mismo tiempo es otro buen factor a tener en cuenta. Por otra parte, lo que sí os queremos decir es que estos consejos que os daremos sobre ejercicios específicos es mejor que los hagáis en un gimnasio, dado que vais a necesitar ciertos elementos casi imprescindibles. Aunque si tenéis el equipamiento adecuado… nada os impide hacerlo en la comodidad de vuestra casa.

Dar puñetazos

No, no es necesario que te pelees con nadie. Pero dar puñetazos es muy útil para tonificar los brazos. Lo tenéis que hacer mediante el uso de unas pesas pequeñas que encontraréis en cualquier gimnasio. Es fundamental que no nos presionemos pensando que si usamos pesas más grandes el ejercicio será mejor. Eso nunca es bueno pensarlo. Como máximo las pesas deberían ser de dos kilos. Resulta mejor que cada pesa sea de un kilo, aunque también dependerá de vuestra complexión y posibilidades. O podéis comenzar con 1 kilo y luego aumentar a dos cuando penséis que ya necesitáis dar el salto a un nivel siguiente. El ejercicio no tiene ningún tipo de complicación, dado que es como si dierais puñetazos estando en una sesión de boxeo (pensemos en lo que hacen los boxeadores en las películas).

¿Qué cantidad de golpes deberíamos dar? Simplemente hay que hacer sesiones de 1 minuto en las que hagamos golpes un puño detrás de otro. Cuando hayamos hecho un minuto de puñetazos tendremos que descansar durante medio minuto y luego volver a hacer otro minuto.

Fortalecer los brazos

Levantar pesas

Las mismas pesas que habéis utilizado para los puñetazos os vendrán bien para levantarlas, aunque en este caso podríais aumentar el peso. Todo depende de, como decíamos antes, vuestras opciones, la edad que tengáis, la resistencia y otros factores. No queremos que os hagáis daño ni que vuestros brazos sufran. En este caso el levantamiento lo haremos colocándonos en una posición de pie mirando hacia el frente. Agarramos una pesa con cada mano y procedemos a hacer el levantamiento un brazo detrás de otro hacia arriba en posición vertical. Nos tenemos que asegurar de que el peso se encuentra en una posición horizontal y que la palma de la mano, pase lo que pase, siempre se encuentra mirando hacia el suelo. Tenemos que repetir el ejercicio diez veces con cada brazo para que se repartan el esfuerzo.

Saltar a la comba

Si no recordáis cómo se saltaba a la comba es mejor que vayáis haciendo memoria… porque se trata de una gran oportunidad para ejercitar los brazos. Eso sí, vais a tener que hacerlo un poco distinto a como lo hacíais en el colegio, cuando ya sabemos que solíamos optar por la ley del mínimo esfuerzo. Para que sea un buen ejercicio de brazos lo que debéis hacer es extenderlos de una manera más amplia de la que recordáis, para que los círculos sean lo suficientemente amplios. De esa forma el esfuerzo será el conveniente y podréis beneficiar a vuestras extremidades. ¿Cuánto tiempo? Es recomendable pequeñas sesiones que sean intensas. Por nuestra parte os recomendamos que hagáis sesiones de 1 minuto, que descanséis medio minuto y que luego volváis para otro minuto y así sucesivamente.

Con estos ejercicios ya estaréis preparados para conseguir unos brazos fuertes que os permitan tener una vida un poco más saludable y sencilla, dado que os notaréis con más resistencia y solidez. No son prácticas que requieran invertir demasiado tiempo, pero sí es conveniente que las tengamos en cuenta varios días a lo largo de la semana y que nunca descuidemos que nuestros brazos mejoren. ¡Seguro que con un poco de esfuerzo lográis vuestros objetivos y acabáis con unos brazos fantásticos!

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz