Brackets, consejos sobre qué comer y qué no comer

Consejos con los brackets

Si eres una de las muchas personas que ha comenzado a usar brackets felicidades, estás camino de tener una dentadura mejor. Pero no olvides que tienes que tener en cuenta ciertas pautas alimenticias para comer aquellos alimentos que vayan mejor con tu tratamiento de ortodoncia. Así evitarás dolores y el riesgo de que tengas algún problema con el aparato, algo que es mejor evitar por todos los medios posibles. Pero realmente no te preocupes, puesto que no hay tantos cambios que debas hacer en tu ritmo diario ni cosas que no puedas comer durante el tiempo que estés con el tratamiento.

Brackets, ¿qué puedo comer al principio?

Seamos realistas y hablemos en claro sobre qué podemos comer. No vais a tener que alimentaros de comida blanda durante el tratamiento, de eso no os preocupéis. Entendamos que hay personas que deben llevar los brackets puestos durante 24 meses, lo que significaría un grave problema de salud si solo se pudieran alimentar de esa forma. Pero sí es cierto que resulta importante que apostemos en la medida de lo posible por alimentos blandos que sean más fáciles de comer y que supongan una menor dificultad para la limpieza posterior. Uno de estos alimentos son los purés y las cremas, triturando todos los alimentos para que los podamos ingerir de una manera muy simplificada. Los músculos de la masticación no harán trabajo y esto nos impedirá que tengamos molestias. Como es lógico, los purés son más recomendables en los primeros días, justo cuando la ortodoncia se está ajustando a la boca. A posteriori los iréis consumiendo cada vez menos.

Es bueno que logremos que la comida esté lo más blanda posible, por lo que siempre debemos pensar que un método adecuado es cocer los alimentos. Esto encaja de la misma manera que los purés, siendo más recomendable para los primeros días y después requiriendo mucho menos que nos basemos en la cocción. Y en combinación a esto y a las cremas, las sopas también vienen muy bien. Cualquier sopa tanto caliente como fría nos irá muy bien. Si estamos en verano el gazpacho, por ejemplo, puede ser muy útil y refrescante.

¿Qué debería comer unos días después?

Desde el primer día podemos comer lo que queramos, pero es obvio que nuestros dientes sufrirán más en base al trabajo que le hagamos hacer con la comida. Si el primer día ya tenemos mucha hambre y queremos alimentarnos con comida que resulte más dura de lo habitual, si la partimos en trocitos podremos hacerlo, pero será recomendable dejarlo para un poco más adelante. Los primeros días es preferible basarse en alimentos blandos. Una vez transcurren estos y comenzáis a notar cómo los dientes se han acostumbrado al aparato dental, podréis ir introduciendo otros alimentos que ya resulten un poco más consistentes.

El pescado es una buena opción debido a que la textura del alimento es bastante suave. No hay que masticar demasiado, pero nos tenemos que asegurar de que es un pescado sin espinas, dado que lo último que queremos es tener un problema con estas y los brackets. También podemos recurrir a la carne, pero tiene que ser muy fina y tierna. Si es posible que sea guisada, que se desmenuce cada vez que la toquemos con el tenedor, para que así la función de masticación resulte reducida. La ensalada la dejaremos para una fase posterior, pero lo que sí podéis tomar es ensaladilla, al estar todo blandito no habrá ningún tipo de problema.

Uso de los brackets

¿Y una vez avance el tratamiento?

A medida que pase el tiempo iréis viendo que le perdéis el miedo a la comida. Eso es bueno, no hay duda. Los dientes ya no os molestarán tanto, no tendréis las llagas que pueden salir en los primeros días y os sentiréis más confiados. Eso significa que aumentará vuestro catálogo de posibilidades. Podéis introducir carnes un poco más duras, pero comiéndolas en trocitos muy pequeños, para que no tengáis que desgarrar con los dientes. También podréis añadir ensaladas normales y corrientes, aunque debéis saber que las hojas de lechuga son bastante propensas a quedarse entre el aparato, así que necesitaréis una limpieza inmediata. Y también podréis introducir fruta, aunque para comerla de la misma forma que la carne. Y si puede ser fruta madura, mejor que mejor.

¿Qué no debería comer nunca?

Seguro que ya lo sabes. Si comes caramelos o chicles prepárate para pasarlo realmente mal con la limpieza de la ortodoncia, porque las posibilidades de que se atasque son numerosas. Las pipas también debes evitarlas, porque ya sabes cuál es el proceso frecuente para pelarlas y no es algo que debamos hacer con el aparato en la boca. Lo mismo decimos de otros frutos secos realmente duros, como el maíz. Otros alimentos como pan tostado o galletas duras, pueden derivar en que tengas problemas con los brackets o que se te queden más restos de lo normal en la boca, así que no lo olvides. Y en cualquier caso, recuerda que debes ser consciente, porque que el aparato sufra un problema y tengan que recolocártelo no será algo que te haga demasiada gracia. Piensa que poco a poco te irás olvidando de que los brackets están ahí.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz