Berro, para un aporte extra de calcio

Planta de berro

Multitud de culturas se han aprovechado de los beneficios del berro desde tiempo atrás. Para nosotros, a primera vista, puede parecer una simple planta con un color verde especialmente llamativo. Pero en realidad se trata de un alimento que tiene una gran relevancia en la vida de las personas. En especial una de las principales particularidades que aporta es su alto volumen en calcio. Esto hace que el berro pase a tener una importancia tan notable en la vida de las personas como los lácteos si nos referimos a aquello que más calcio puede proporcionar a nuestro organismo.

Berro para mejorar el calcio

Según las estadísticas alimentarias, por cada 100 gramos que consumamos de berro estaremos introduciendo en nuestro cuerpo una media de 180 gramos de calcio. Si tenemos en cuenta que la cantidad recomendable de calcio en cuanto a la ingesta es de 1000 mg, nos encontramos con que lo aportado por el berro es extremadamente positivo en lo referente a conseguir el organismo más saludable.

El berro es común tanto en Asia como en Europa y hay registros de que se consume desde cientos de años atrás. Hay documentos que indican que en la época de los filósofos de la antigua Grecia ya se comía el berro porque se conocían sus propiedades nutritivas. En una cultura tan diferente como la de los romanos era otra de las plantas que solía acompañar platos más calóricos. El motivo principal de que el berro estuviera en sus dietas se encontraba en que se conocían sus propiedades beneficiosas y medicinales, llevando a que hubiera muchas enfermedades que se pudieran solucionar gracias a ello. A lo largo de generaciones y con el paso de los siglos siguió siendo una planta que se recomendaba en su consumo pasando de padres a hijos.

Una planta muy recomendable

La composición del berro se caracteriza por no tener casi ningún elemento nocivo para el organismo, pero sí mucho beneficio. Por ejemplo, no tiene mucha cantidad de azúcar, su volumen de grasa es prácticamente nulo, pero a cambio sí que cuenta con fibras positivas, proteínas y varias vitaminas. Tampoco supone un problema en cuanto al volumen de calorías que proporciona, mientras que dispone de un alto volumen de potasio. Para quienes tengan problemas de bajo hierro con el berro también se proporciona un apoyo significativo en este sentido.

Además de la función que aporta el berro como soporte extra de calcio, esta especie herbácea acuática también tiene un importante papel en la prevención de enfermedades. Es el motivo por el cual comentábamos que era tan utilizado en épocas pasadas, puesto que su presencia común en las dietas evitaba enfermedades frecuentes. Una de las finalidades está en lograr que el organismo esté más sano y pueda evitar, a cierto nivel, que aparezca el cáncer. El berro ayuda contra determinados tipos de cáncer, entre los que se incluyen el de colon, estómago, vejiga, recto, ovario, mama e incluso el de próstata. Teniendo esto en cuenta y el aporte extra de calcio, no hay ningún tipo de duda de que debería ser una planta que consumiéramos de forma frecuente.

Otros beneficios para el organismo se pueden ver en cómo aporta un punto de apoyo a nuestro corazón, mejorando el flujo de sangre, reduciendo las posibilidades de que suframos osteoporosis y de que enfermedades degenerativas se puedan manifestar de manera temprana en nosotros.

¿Cómo consumirlo?

Esta planta, cuyo nombre científico es apium nodiflorum, tiene de por sí un sabor picante, pero si hemos dejado que el berro crezca demasiado notaremos cómo aumenta el nivel de picor de manera extrema. Por eso deberíamos consumirlo antes de que pase demasiado tiempo. La intención es que podamos añadirlo a ensaladas u otros platos en los que tengamos la completa seguridad de que esta planta es ingerida en su totalidad.

Aún así, no hay que olvidar que se requiere un proceso básico de limpieza antes de consumir cualquier berro natural que hayamos conseguido. Para ello solo habrá que limpiar los berros, colocarlos en remojo y dejarlos unos minutos para que queden limpios. Una vez pasado este proceso podremos utilizar la planta para cocinarla, colocarla en las ensaladas o también será posible utilizarla con la intención de preparar un delicioso zumo que nos aportará todo lo que necesitamos en nuestra dieta para disfrutar de sus beneficios.

Con todos estos beneficios y aunque el berro quizá no sea una planta que conozcamos, nuestra recomendación es que comencéis a comprarla y que la introduzcáis lo antes posible en vuestra dieta. El nivel de calcio nunca está de más que se vea reforzado en el organismo y el consumo de leche en ocasiones no es suficiente para todo lo que necesitaríamos aportar al cuerpo. En el momento en el cual nos acostumbremos a tomar berro de forma frecuente estaremos mucho más preparados para enfrentarnos a todo tipo de enfermedades y podremos prevenir problemas de salud con un mayor nivel de eficacia. Os alegraréis mucho de haber comenzado a consumir berro, ¡os lo aseguramos!

Foto: nanao wagatsuma

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz