Los beneficios del vino para la salud

Los beneficios del vino para la salud 1


El vino en el Mediterráneo es mucho más que una bebida alcohólica, es una forma de expresión, y por supuesto es también una importante fuente de ingresos económicos. Beber vino es una forma de alternar con amigos, relajarse, disfrutar de una buena comida, hacer negocios, evadirse… y si se hace de manera responsable, es muy positivo para la salud.

Hasta tal punto el vino es una cuestión cultural que cada vez existen más espacios dedicados al vino como vinotecas, bares especializados en vino, cursos de maridaje, clubs de socios y comunidades en defensa del vino e incluso empresas como Winebie, que se dedica a la distribución de vinos a sus socios y suscriptores además de adjuntar información en sus envíos para que estos puedan adentrarse en el mundo del vino de una manera didáctica y amena y vayan conociendo así sus gustos.

Os ofrecemos a continuación algunos de los beneficios para la salud que ofrece tomar vino de manera moderada frecuentemente.

Mayor lucidez mental

Al contrario de lo que pueda parecer, beber vino es positivo para mostrarse más ágil mentalmente. Muchos estudios científicos muestran que el consumo leve o moderado de vino mejora la función cognitiva y la agilidad mental. Los antioxidantes del vino reducen la inflamación, impiden que las arterias se endurezcan e inhibe  la coagulación, mejorando el riego sanguíneo del cerebro.

Ayuda a movilizar la grasa

Otra de las propiedades beneficiosas del consumo de vino es la movilización de la grasa. Según un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine, el efecto de consumir vino de manera moderada provoca la reducción de la obesidad y el sobrepeso al amanecer. La dosis recomendada según la investigación es de 40 gramos el alcohol al día.

Protege tus dientes bebiendo vino

Otro de los aspectos más destacados del vino y que contribuye positivamente a un mejor estado de salud es el cuidado de los dientes. El vino blanco y el tinto evitan la caída de los dientes según establece la investigadora italiana Gabriella Gazzani y sus compañeros en la Universidad de Pavia. En su estudio, el equipo demostró que el habitual remedio casero de tratar las infecciones de las encías con vino para evitar la caída de los dientes sí tiene base científica.

En un estudio publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, el vino frenta el crecimiento de los estreptococos de la boca, que son bacterias vinculadas a la caries, la gingivitis y el dolor de garganta.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz