Bebidas energéticas en el deporte

Las bebidas energéticas son cada vez más habituales tanto en el deporte profesional como en el deporte amateur, ¿a qué se debe este boom?, ¿cuáles son las propiedades de las bebidas energéticas, qué tienen este tipo de bebidas para que inunden prácticamente todos los eventos deportivos?

En muchas ocasiones, las propias marcas de bebidas energéticas promocionan importantes competiciones deportivas pero además de eso, aquí vamos a repasar algunos de los ingredientes que contienen y los efectos que producen estas bebidas.

La principal ventaja de estas bebidas frente a otros productos es que ayudan a liberar una importante cantidad de energía que es necesaria es todas las competiciones deportivas. Recientemente ha concluido por ejemplo el Mundial de Rugby en Inglaterra, que han ganado por tercera vez en su historia los All Blacks de Nueva Zelanda y en ese torneo las bebidas energéticas eran un elemento común en todos los equipos que servían para mantener a los atletas hidratados y activos.

Los ingredientes de las bebidas energéticas, como por ejemplo la creatina, favorecen la contracción de contracción muscular y a acelerar el ritmo cardíaco. Aún no se conocen con certeza los posibles efectos negativos de las bebidas energéticas, siempre que se tomen con cierta moderación no deben ser peligrosas. En el caso del rugby profesional, cuando se toman se hace bajo la supervisión de los equipos médicos. Otros ingredientes como el ginseng ayudan a reducir el estrés y liberar energía, o el guarana seed, que es también un estimulante energético.

Algunos estudios demuestran que las bebidas energéticas pueden llegar a aumentar el rendimiento deportivo entre un 3 y un 7%, aunque también pueden generar insomnio si se hace un uso excesivo de ellas. En deporte amateur, un 7% puede no suponer un gran avance, pero en el deporte profesional, un 7% puede suponer la barrera entre ganar un partido, una carrera, lanzar más lejos o saltar más alto. En particular, en los deportes de equipo, como el rugby, los deportistas que toman bebidas energéticas recorren más distancia y a mayor intensidad que quienes no la toman. En baloncesto, por ejemplo, la capacidad de salto puede verse aumentada por la ingesta de este tipo de bebidas, así como la potencia muscular o la precisión del golpeo en deportes como tenis o voleibol.

En definitiva, las bebidas energéticas son un buen acompañamiento para los deportistas siempre que se usen con cierta moderación y con la recomendación de un especialista, como doctores deportivos o preparadores físicos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz