Bebidas deportivas: ¿si o no?

Bebidas deportivas: ¿si o no? 1

Una vez más, las bebidas deportivas se colocan en la mira: no sólo serían innecesarias, sino que incluso dañinas, ya que aportan un alto contenido de azúcar y muchas calorías.

Repasemos en Vitadelia porqué es mejor no consumir estas bebidas y, si se hace, hacerlo con total  moderación y sólo en casos necesarios.

Uno de los problemas más frecuentes es que son ingeridas incluso por personas que no realizan ejercicio físico, sino sólo a modo de refrigerio. Hay que recordar que han sido diseñadas para devolverle al cuerpo hidratación y una dosis de minerales tras una práctica aeróbica intensa. En consecuencia, menos que menos se deberían consumir si no se ha realizado ningún desgaste.

Además, las bebidas deportivas tienen un alto contenido de azúcar y pueden llegar a aportar hasta 200 calorías por botella pequeña. Es decir, son una bomba de calorías que no tienen porqué ser consumidas si no se ha hecho actividad física. De aquí que, al igual que con los refrescos corrientes, puedan contribuir a la ganancia de peso.

Pero aún más, está el gran debate: ¿es necesario consumir esta clase de bebidas cuando se practica algún deporte o sólo es una necesidad creada por la industria y la media?

Las opiniones son diversas: por caso, Wendy Martinson, nutricionista y especialista en deportes, indica al respecto que el generalmente “el agua es hidratación suficiente para prácticas menores“, no obstante, “una bebida isotónica quizás sea necesaria cuando se hace más de una hora de ejercicio“.

La discusión sigue en pie e incluso uno de los dueños de una conocida empresa de estas bebidas ha señalado que “si se ha tenido una comida alta en carbohidratos tres o cuatro horas antes de la práctica deportiva, probablemente no se necesita una bebida de esta naturaleza“.

Al fin de cuentas, la elección es bien personal, pero sólo hay que tener presente que no será bueno abusar ni tomarlas como mera bebida refrescante. Recuerda: sólo recurre a ellas en caso de deporte intenso, y nunca te olvides de su alto contenido de azúcar.

También se tiene la opción de preparar una bebida isotónica casera. Puedes aprender más aquí

.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz