Batidos sanos, indicaciones para prepararlos

Tomar batidos sanos

Los batidos sanos nos salvan la vida en verano, porque es una época del año en la que se nos va el hambre y no tenemos muchas ganas de comer. Pero si podemos confiar en un buen batido sabemos que tendremos una ingesta adecuada, refrescante y muy saludable. En algunas publicaciones anteriores ya os hemos hablado de varias ideas para preparar los batidos e incluso hemos compartido con vosotros recetas. Hoy cambiaremos un poco el tono y lo que haremos será daros indicaciones para la preparación de los batidos. Algunas de ellas son obvias, mientras que otras aunque quizá las conozcáis seguro que habéis dejado de ponerlas en práctica.

Batidos sanos, eligiendo la base

El primer paso para que elaboremos el batido es elegir el tipo de líquido que utilizaremos. Las distintas opciones a las que podemos recurrir son leche y agua. Para los casos en los que nos hayamos cansado de estas bases o que tengamos alguna necesidad adicional, también podemos optar por té verde o agua de coco. Hay varios rasgos que determinarán si deberemos elegir un tipo de líquido u otro dependiendo de nuestras necesidades. Optaremos por el agua cuando queramos que el batido no tenga demasiadas calorías, siendo más recomendable para aquellas personas que se encuentran a dieta. El agua de coco es una opción alternativa si el agua normal no nos convence, mientras que con el té también estaremos optando por una bebida saludable y que es capaz de proporcionar un sabor muy auténtico y diferente al batido.

La elección de un tipo de base u otro también dependerá de la textura en la que estemos interesados, dado que la leche aportará un tono más espeso al resultado final. El secreto se encuentra en saber combinar el líquido de la base con el líquido que desprenderán las frutas que usaremos para preparar el batido. Así que cuando seleccionemos la base ya deberíamos saber cuáles son las frutas que vamos a introducir en la batidora. De esta manera tendremos una idea clara del resultado con el que nos encontraremos. ¿Y qué pasa con el hielo? De eso hablaremos al final de las distintas fases de la preparación.

Ahora ponemos la fruta

Podríamos decir que prácticamente la totalidad de las frutas son recomendables para hacer batidos saludables. Ahí se encuentra el secreto de este tipo de preparación, puesto que podremos variar de forma enorme. No importa el estado en el cual se encuentre la fruta siempre y cuando no haya perdido sus propiedades. Esto significa que podéis comprar la fruta tanto del tiempo como congelada. A muchos de los aficionados de los batidos les gusta adquirir la fruta congelada, puesto que esto puede implicar que al final no necesitemos el mencionado hielo al que nos referíamos antes. Eso sí, la compremos de una u otra manera, deberíamos tenerla en trozos pequeños que podamos poner en la batidora. Pero no os preocupéis, porque la fruta congelada se suele vender en sus respectivos trocitos para que no haya problema a la hora de sacarle partido en este sentido.

Batido sano de fruta

¿Qué fruta elegir? Depende un poco de vosotros y también de las recetas que hayáis encontrado. Nosotros somos muy de recomendaros que innovéis y que probéis cosas distintas para descubrir nuevas recetas. Lo único que tendréis que tener en cuenta es que hay algunas recomendaciones sobre los efectos que se producen en la combinación de las frutas. En especial deberéis tener un poco de cuidado con lo que mezcláis con los cítricos, dado que no querréis que la leche acabe en mal estado (algo que puede ocurrir si vuestra base elegida es leche de soja, por ejemplo). Como decíamos, es bueno que variéis las frutas por mucho que penséis que habéis encontrado el batido definitivo.

Y no olvidemos los complementos

Es hora de hacer que el batido de dieta (o normal) que nos hemos preparado tenga una dosis extra de sabor. Para ello tenemos a nuestra disposición una enorme variedad de condimentos. Algunas de las opciones más recomendables son la stevia si queremos endulzar el batido, la miel o la canela. Los extractos en polvo que venden en cualquier tienda ayudarán a darle un toque distinto al batido y conseguirán que hagamos mezclas realmente originales. Con polvos de vainilla o chocolate lograréis unos batidos muy distintos y que tendrán, aún dentro de lo sanos que resultan, un toque rebelde que seguro que os resulta simpático. No deberíamos olvidarnos tampoco de las semillas de chía, que tienen tantas propiedades positivas que nunca están de más en cualquier preparación.

Y ahora sí, después de todo añadimos el hielo. Los batidos sanos se disfrutan al máximo si están muy fríos. Lo mejor es enfriar el recipiente en el cual lo hayamos vertido y esperar al momento adecuado. Después, poniéndole el hielo nos aseguraremos de que se mantenga fresco mientras lo consumimos por mucho que haga un día de calor propio del verano.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz