Bartolinitis, qué es y cómo tratarla

Mujer con bartolinitis

Seguramente muchas mujeres no sepan qué responder cuando les preguntan acerca de si saben qué es la bartolinitis. Posiblemente ni se imaginen que se trata de una dolencia relacionada con los genitales femeninos. Eso sí, las que lo han padecido se acuerdan de qué es esta enfermedad y toman todas las medidas posibles para evitar padecerla. La bartolinitis es una inflamación de las glándulas bartolino que se sitúan en el interior de los labios menores de la vagina.

Esta afección ocurre porque los conductos del bartolino se obstruyen, haciendo así que resulte imposible para estas glándulas cumplir su función de lubricar el exterior del aparato reproductor femenino. Este proceso lo realizan con el fin principal de poder mantener relaciones con la pareja sin sentir un dolor intenso e inaguantable. Por eso decimos que las que padecen bartolinitis jamás se olvidan, puesto que por culpa de esta obstrucción resulta imposible mantener relaciones sexuales a la vez que se puede sentir molestias al andar.

Síntomas de la bartolinitis

En principio la bartolinitis no tiene unos síntomas evidentes como náuseas o mareos. Esta dolencia genital pasa muy desapercibida hasta que empiezan los primeros problemas de lubricación o cuando la mujer que los sufre se da cuenta de que hay unos pequeños bultos en el interior de sus labios vaginales. A simple tacto son indoloros, pero si no se tratan a tiempo pueden surgir complicaciones como una infección más severa que provoca fiebre y dolores intensos al caminar o incluso al sentarnos. Tampoco se debe restar importancia a que resulta imposible practicar relaciones sexuales sin ayuda de productos externos que sirvan de lubricación, la misma que el cuerpo de la afectada no puede producir por culpa de esos quistes o infecciones en las glándulas bartolino.

¿Cuál es su origen?

Hay diferentes motivos para padecer esta dolencia vaginal. Uno de ellos es por culpa de una ETS, la cual hará que la mujer sea más propensa a sufrir obstrucciones en las glándulas y por tanto que aparezcan estas molestias y dolencias. Por otra parte está el origen infeccioso por culpa de bacterias, hongos o virus. Estos obstruyen los canales que secretan los fluidos y hacen que se acumulen hasta que aparecen los bultos, que no duelen pero están muy calientes debido a la infección que está sufriendo la zona.

Es importante que ante los primeros síntomas de fiebre o dificultad a la hora de mantener relaciones sexuales vayáis al ginecólogo para que haga una exploración exhaustiva de la zona y así pueda confirmar que estamos padeciendo bartolinitis y no algo más grave como por ejemplo cáncer. Esta prueba es tan simple como una exploración de la zona. En mujeres que superen los 30 años se les hará una biopsia para descartar que existan células cancerígenas tras estos bultos.

¿Cómo tratar la bartolinitis?

La última opción es la cirugía, pero esta se pone en práctica siempre y cuando los remedios naturales no hagan efecto o si la paciente sufre de forma continuada bartolinitis. Normalmente esta dolencia en la vagina se cura brindándole una serie de atenciones a la intimidad femenina. Una de ellas es dar baños de agua caliente para ayudar a que la zona se desinflame y empiece a segregar todos los fluidos que están provocando el quiste. Estos baños pueden hacerse llenando toda la bañera de agua caliente o simplemente utilizando el bidé o una palangana con agua a una temperatura adecuada. Lo importante es que el agua toque la intimidad para luego dejarla humedecerse durante un rato.

Después de cada baño es recomendable utilizar cremas hidratantes para ayudar a las glándulas a funcionar correctamente y si existe alguna molestia que se calme ese dolor. Estas cremas tienen que ser antisépticas y que tengan propiedades sedantes. Si os gustan los remedios naturales entonces buscad una crema hecha a base de camomila, la cual es sedante, y aloe vera, que ayuda a que el cuerpo expulse las infecciones. La combinación de ambas plantas crea una loción humectante de un olor muy agradable y que ayuda a que la intimidad femenina deje de doler e incluso de picar. Esta crema también se puede utilizar durante el periodo sin miedo a crear nuevas infecciones o dolencias.

La alimentación importa

Para eliminar cualquier rastro de bartolinitis no solo necesitamos atacar de forma externa con cremas y baños, también hay que hacerlo desde nuestro organismo. Somos lo que comemos y en esos momentos necesitamos que nuestro cuerpo sea el mejor antibiótico para hacer frente a esa infección que puede afectar a la calidad de vida de cualquier mujer. Así que para ello es necesario consumir alimentos que tengan propiedades antibióticas e incluso antiinflamatorias para lograr que el cuerpo drene los flujos de forma natural. Un ejemplo de estos alimentos es el brócoli, el ajo o la papaya. Pero lo que realmente es efectivo es el consumo de infusiones de jengibre, que se puede consumir con un chorrito de limón para rebajar su sabor fuerte.

Foto: Rashi Kalra

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz