Bañarse en la playa después del gimnasio, ¿por qué no?

Se acerca el verano, esto es algo que todos tenemos muy claro. Con la llegada del buen tiempo, las temperaturas agradables y sobre todo el calor sofocante en según qué horas del día, hacen que la playa o la piscina sea a efectos prácticos, un lugar de peregrinaje obligado sea el momento del día que sea.

Dicho y hecho, ¿y si buscamos sacar el máximo partido a la playa, en combinación con el gimnasio o la práctica de deporte de alto rendimiento? Como seguramente sabrás, en el gimnasio se suele acabar exhausto tras una jornada de cargas pesadas y ejercicios básicos, teniendo incluso que retrasar los estiramientos hasta diez horas para que el cuerpo se haya “estabilizado”.

En búsqueda de maximizar la relajación post-entreno, nosotros te proponemos una sesión de baño en la playa o en la piscina -preferiblemente en la playa-, que ayudará a relajar todas las tensiones acumuladas del gimnasio. Esto es efectivo sobre todo, después de una sesión donde se lleva al límite ejercicios básicos como la Sentadilla, el Press Banca o el Peso Muerto. Además, es un gran aliado para relajar el cuerpo antes de someterlo a la sesión de estiramientos. El resultado es, a efectos prácticos, una gran sesión de relajación en todos los aspectos, pero sobre todo, muscular.

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniel

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz