Bacterias y alimentos (I)

frutas verduras agua

El tema de la manipulación y preparado de alimentos no es menor, ya que si no se cumplen ciertas normas higiénicas básicas, se corre el riesgo de contaminación y de intoxicación. Otro punto importante tiene que ver con la correcta conservación, sino también pueden proliferar bacterias una vez los alimentos hayan sido cocinados.

Vale aclara que infección e intoxicación no es lo mismo: la infección se produce cuando se consumen alimentos contaminados con bacterias vivas que entran así en el sistema de la persona y causan la enfermedad, mientras que la segunda se produce cuando se ingieren alimentos que han sido contaminados con bacterias previamente, por lo que ya han producido toxinas, las responsables de ocasionar la enfermedad.

De todos modos, en cualquiera de los dos casos, se da un cuadro y síntomas similares: dolor abdominal, vómitos y náuseas, diarreas, calambre, fiebre, entre otros.

Pues bien, compartamos en Vitadelia cuáles son las bacterias más frecuentes que pueden encontrarse en distintos alimentos

Salmonella

Los huevos son los alimentos de mayor riesgo al respecto, así como todos sus derivados, tales como mayonesa, claras, etc. Pero también puede encontrarse en las aves (sobre todo cuando su cocción es insuficiente). Además, hay que tener especial cuidado con alimentos ya elaborados (preparaciones con huevo) que no sean conservados en frío, sino que permanezcan muchas horas a temperatura ambiente.

Consejos y recomendaciones

No lavar los huevos, ya que su cáscara es muy porosa y la humedad facilita la penetración de bacterias en el interior. La salmonella se encuentra, precisamente, en la cáscara.

Por ello tampoco utilizar huevos rotos o que tengan plumas o con restos de heces.

Lavar el plato, utensilio o recipiente donde se haya batido o usado huevo crudo antes de volver a emplearlo para otros alimentos elaborados.

Cocinar las carnes a temperatura adecuada (al menos unos 65 ºC) y asegurarse que la cocción sea pareja y total.

E. Coli

Otra de las bacterias más comunes: se encuentra sobre todo en las carnes rojas, así como en productos frescos y leche cruda. También corren riesgo los jugos de fruta sin pasteurizar y las aguas sin potabilizar.

Recomendaciones

Cocinar de forma adecuada las carnes, en especial, las hamburguesas.

Controlar y averiguar sobre el origen de los productos que se compran, en especial de carnes y leche.

Evitar el consumo de leche no pasteurizada y de agua no potable.

Lavar y desinfectar bien los vegetales antes de consumirlos, especialmente, si se consumirán crudos.

Listeria monocytogenes

En este caso, son los alimentos refrigerados los de mayor riesgo, ya que se multiplica de forma rápida durante su almacenamiento en frío. Entre los productos de peligro se incluyen: carne de res, pollo o pescado, la leche cruda y los quesos blandos. Verduras con un excesivo almacenamiento en origen. Productos en conserva o ahumados.

Recomendaciones

Evitar el almacenamiento prolongado, incluso en refrigeración, de vegetales. Mantener una adecuada higiene del frigorífico o nevera. Limpiar y desinfectar siempre las superficies de uso y los utensilios en contacto con alimentos crudos. Asegurarse de cocinar adecuadamente los alimentos.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz