Atezolizumab, claves del fármaco para el cáncer de vejiga

Medicamento Atezolizumab

Todos soñamos con el día en el cual existan los fármacos contra el cáncer. Por ahora estamos viendo detalles de cómo nos vamos acercando a ese día, pero aún estamos lejos de que exista una cura definitiva. La buena noticia es que poco a poco se van aprobando medicinas como atezolizumab, que ha sido aprobado recientemente con el objetivo de convertirse en un importante valor para luchar contra el cáncer de vejiga avanzado. Las estadísticas con su uso son buenas y se cree que podrá salvar vidas, objetivo que viene a ser la meta principal de todos los especialistas que trabajan en la búsqueda de buenos fármacos contra este tipo de enfermedad.

Atezolizumab, un fármaco muy esperado

En el pasado año 2015 se realizó un ensayo clínico en el cual los especialistas al frente del mismo tenían la intención de probar si realmente esta medicina era tan útil como se había previsto. Se seleccionaron a 119 personas que tenían cáncer de vejiga y que residían en distintos países del mundo. La intención de dividir a los pacientes iba más allá de la simple comodidad de encontrar pacientes que encajaran en la descripción que se buscaba. En realidad quería comprobarse si otras condiciones, principalmente vinculadas con la región, afectaban también a la efectividad del tratamiento. Para el buen desarrollo del estudio participaron personas de varios países de Europa, de Canadá y también hubo participantes de Estados Unidos.

Los resultados del estudio fueron esclarecedores, puesto que se comprobó que un alto índice de pacientes se benefició del uso del medicamento para el cáncer en sus procesos de tratamiento. Un 24% del total de voluntarios que se sometieron al tratamiento vieron cómo se frenaba el crecimiento del cáncer. Y un 30% consiguió que los tumores se redujeran. Con estos resultados se han conseguido mejorar algunos de los pronósticos más optimistas y es lo que ha llevado a que no haya tardado en recibir la aprobación de la Agencia Americana del Medicamento (FDA). Por lo tanto, ya se trata de un medicamento oficial, autorizado y en el cual van a poder confiar miles de personas que están sufriendo esta enfermedad.

Entrenar a nuestro organismo

A la vista de que se han realizado muchos esfuerzos en vano para intentar curar el cáncer, algo que aún parece lejos de poder formalizarse, hay científicos que han optado por una vía alternativa. Como medida de precaución mientras se consigue avanzar en el estudio del cáncer, estos investigadores han comenzado a trabajar en la elaboración de inhibidores. Es justo esa categoría en la que encaja el atezolizumab, que sirve a modo de control con la intención de proporcionar a nuestro organismo una dosis de entrenamiento que hará que el sistema inmune esté mucho mejor preparado. Lo que hace este medicamento al introducirse en el organismo es poner en marcha el cuerpo, ayudarle a que sea más capaz de luchar contra las células tumorales. Por lo tanto, no se trata de proporcionar un remedio milagroso que solucione el problema, sino de introducir una sustancia que le permita al cuerpo ser más capaz de conseguir llevar a cabo una sólida defensa del organismo.

Fármaco para el cáncer

¿De verdad es útil este fármaco contra el cáncer o resulta una medio verdad? Eso es lo que se preguntan algunos pacientes acostumbrados a la decepción. El principal problema con el que se enfrentan los pacientes de cáncer de vejiga es que los tratamientos actuales no son eficientes salvo en un pequeño porcentaje de los casos. No es que no tengan efectividad contra el cáncer, sino que los efectos secundarios son demasiado drásticos y normalmente empeoran al paciente de una manera compleja. Por ejemplo, lo que ocurre con la quimioterapia es que los pacientes acaban sufriendo efectos secundarios muy graves. Es difícil que la quimio sea soportada por el paciente si este no se encuentra en un estado de salud adecuado.

Estos efectos secundarios pueden dañar el sistema auditivo, producir efectos muy negativos en los riñones y también afectar al funcionamiento del sistema nervioso. Para ningún paciente es fácil superar estos efectos secundarios y es bastante habitual que se produzcan consecuencias añadidas, como que los tumores acaben ganando más fuerza en el interior del organismo hasta acabar siendo resistentes a la quimio. Por lo tanto, son demasiados factores negativos como para confiar solo en este proceso a la hora de buscar un tratamiento adecuado.

Una pequeña ayuda

El estudio ha dado un buen resultado dentro de los pronósticos, pero recordemos que es importante no confiar en que sea capaz de curar en su totalidad. Ayuda y permite que la enfermedad se ralentice y se pueda bloquear, aunque sin ser una solución absoluta. Lo que hace el medicamento al entrar en contacto con el organismo es dar inicio a un proceso por el cual se bloquea una función nociva de las proteínas. También hay que tener en mente que aunque hubo una elevada tasa de éxito en el estudio, otro porcentaje de pacientes sufrieron algunos efectos contrarios. Entre estos se apreciaron efectos como diarreas o cansancio. Esto no quita que el atezolizumab sea uno de los descubrimientos más importantes en el tratamiento del cáncer desde hace décadas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz