Atención verano: conjuntivitis

Atención verano: conjuntivitis 1

En verano aumenta el riesgo de contraer conjuntivitis al darnos baños o chapuzones en aguas no tratadas o que contienen muchos gérmenes. Como explicó la especialistas en salud ocular, Montserrat García, de la Fundación Rementería, “en estos meses se frecuentan sitios con mayor aglomeración de gente, como hoteles o piscinas, y las personas se bañan más en aguas como las de playas, ríos o pantanos”, todo lo que incrementa la posibilidad de contraer enfermedades oculares, como las conjuntivitis vírica.

Según la Fundación, los casos de conjuntivitis causados por adenovirus se incrementan por el mayor contacto directo con aguas no tratadas. Los grupos más vulnerables son las personas inmunodeprimidas, los mayores y los niños.

Recordemos que la conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva (tejido que recubre la superficie del ojo y la cara interna de los párpados) provocada por bacterias, virus o alérgenos, “aunque las más habituales en verano son las causadas por adenovirus y el estafilococo áureo“, destacó la especialista consultada.

El primer síntoma que suele aparecer ante una conjuntivitis es enrojecimiento en el ojo, ante lo cual habrá que visitar un oftalmólogo para que pueda determinar la naturaleza y origen de la infección.

En caso de que sea provocada por un virus habrá que evitar tocarse los ojos, no taparlos, y lavarlos con suero fisiológicos frío de manera frecuente para limpiar la secreción. No compartir toallas y lavarse las manos continuamente. Para aliviar los síntomas, también se puede usar lágrimas artificiales pero cuidando siempre de no tocar el ojo para no pasar la infección.

En casos graves, el médico podrá recetar medicación adecuada, por lo general, antibióticos para evitar una sobreinfección por microorganismos agresivos. También es posible que se den antiinflamatorios para mejorar el cuadro más rápidamente.

La dificultad mayor para diferenciar entre conjuntivitis de origen viral, bacteriana o alérgica radica en similitud de los síntomas iniciales. De cualquier forma, habrá que tener especial cuidado en no compartir toallas, colirios o maquillajes.

Más síntomas en infección por virus

En el caso de la conjuntivitis vírica, los síntomas más característicos son ojo rojo, la secreción serosa o mucosa, la inflamación de párpados y conjuntiva y la sensación de “cuerpo extraño” en el ojo.

En ocasiones, puede verse acompañado de un cuadro de afectación de vías respiratorias altas, como una faringitis leve, y suelen durar entre tres y cuatro semanas.

La conjuntivitis vírica ocasionada por adenovirus puede variar la sintomatología desde leve a severa en función de los distintos serotipos causantes. Es muy contagiosa en los primeros quince días por lo que ahora en esta época.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz