Atención en los hoteles con las enfermedades infecciosas

¿Sabías que los hoteles, aunque lugares ideales para el descanso y distensión, también pueden ser sitio de contagios? Si bien no es para alarmarse ni para volverse obsesivo en este sentido, sí será bueno tener en cuenta ciertos puntos para evitar consecuencias no deseadas tras las vacaciones o la escapada de fin de semana.

Lo primero a considerar es la higiene y limpieza del lugar al que vamos a ir: no sólo las infraestructuras, su ubicación y servicios, sino también las medidas básicas de higiene deben estar aseguradas y ser las apropiadas.

Uno de los puntos más sensibles es el de las infecciones y enfermedades de trasmisión sexual: el virus del papiloma humano (VPH), por ejemplo, puede sobrevivir en una superficie hasta siete días.

Si no hay un buen nivel de higiene en el establecimiento, las posibilidades de contagio son enormes”, alertó al respecto el médico Levon Badiglian Filho, del Hospital A.C. Camargo, de San Pablo, Brasil.

Bañaderas y sábanas pueden guardar una gran cantidad de virus, que generen desde candidiasis (infección vaginal causada por hongos) hasta VPH“, informó el experto. Por ello, la limpieza y desinfección del cuarto y el cambio diario de la ropa de cama y de todo el blanco, son esenciales.

“Las toallas deben ser esterilizadas, y todo el cuarto desinfectado; es decir, bañeras, sauna y sillas. Así los riesgos de contaminación son nulos”, aseguró Filho.

El especialista recordó que como huésped uno tiene todo el derecho a exigir una limpieza adecuada y que, ante cualquier anomalía relacionada en este sentido se debe informar “de inmediato a la recepción y pedir información sobre cómo es el sistema de limpieza de las habitaciones“.

Un mínimo de condiciones higiénicas forma parte de la seguridad del lugar; el buen aspecto se ve desde la fachada externa -que puede ser un anticipo de lo que espera en el interior- hasta los precios; se debe desconfiar de los precios demasiado baratos”, señaló el especialista brasilero.

Finalmente, Filho enfatizó en prestar especial atención a las bañeras, jacuzzis o incluso a las sillas, ya que son sitios de más “difícil esterilización” y entran en contacto con las “mucosas y órganos genitales“, ya que los virus que causan enfermedades sexuales son “muy resistentes”.

“Algunos microorganismos sobreviven en superficies inertes y secas por largos períodos de tiempo, como el gonococo (causante de la gonorrea), que permanece activo de 1 a 3 días, y el virus del papiloma humano hasta 7 días“, ejemplificó.

Vía Quehotelreservo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz