Atención: el aluminio

Atención: el aluminio 1

Aunque quizás nunca te hayas detenido a pensar, el aluminio es un metal presente en algunos conservantes que se usan en ciertos alimentos, y en cantidad de utensilios de cocina, por lo que que puede ingresar, en distintas cantidades, a nuestro organismo.

El exceso de este metal está vinculado con uno de los trastornos degenerativos más nocivos de la edad adulta, el Mal de Alzheimer, además de con otros problemas de salud (aunque no identificado como causa directa).

Lo cierto es que el aluminio es uno de los metales más utilizados, y muchas veces como un compuesto inocente. Si el ser humano se expone a altas concentraciones de esta sustancia, puede haber consecuencias indeseadas con el tiempo.

El aluminio puede ingresar al cuerpo bien por los alimentos, por la respiración o por los poros de la piel. Un exceso de este metal en el organismo puede ocasionar:

*Daño al sistema nervioso central.

*Pérdida de memoria.

*Demencia.

*Apatía.

*Temblores.

Pero también ocurre que ciertos trabajadores tienen una mayor exposición a éste y otros metales, como son los mineros. La gente que se desempeña también en ciertas fábricas, donde el aluminio forma parte del proceso de producción, también está entre los grupos de riesgos.

No obstante, y de manera general, la dieta es la principal vía de exposición. Si bien hasta ahora se ha considerado que este metal, en las cantidades que se estilan hoy en día, es inocuo, ciertos estudios estarían replanteándose esto. Hace un año, se publicó un artículo en la revista Food Additives and Contaminents en el que se cuestionaban los niveles de exposición al aluminio de la población en general.

Los autores, S.M Saiyed y R.A. Yokel, de la Universidad de Kentucky (Estados Unidos) afirmaban que muchos productos contienen una cantidad de aluminio significativamente mayor si se compara con las cifras de consumo tópico que dan muchos estudios y que están entre 3 y 12 miligramos diarios.

Por caso, ejemplificaron, el queso en una ración de pizza congelada contiene hasta 14 miligramos de aluminio (por el aditivo fosfato de sodio y aluminio), cuando en un restaurante el queso de una ración de pizza tendría 0,03-0,09 miligramos de este metal.

El fosfato ácido de aluminio y sodio, que se usa en harinas preparadas, está presente en muchos productos de bollería y similares. Algunos de estos productos de bollería (panadería industrial) y congelados incorporan cantidades más elevadas: hasta 180 miligramos de aluminio por ración, advierten los investigadores americanos.

Utensilios de aluminio

El uso de utensilios de aluminio o cocinar con papel de aluminio son otros dos factores relacionados con la intoxicación por este metal. Aunque está prohibido en varios países, en otros, sigue estando presente.

Sólo el llamado “aluminio anodizado” es más seguro, ya que ha recibido un tratamiento especial que lo protege de la corrosión y lo sella (este material es de diferente color en interior y exterior).

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz