La Dieta Flash bajo la lupa

Entre las últimas tendencias en dietas, últimamente, se está escuchando hablar de la dieta flash: según expertos, hay que tener mucho cuidado, ya que podría implicar riesgos para la salud.

En este sentido, la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN) ha dado a conocer su postura con respecto a esta dieta: la desaconseja. Veamos brevemente por qué y cuáles son los riesgos que se han explicado.

En principio, recordemos de qué se trata la “dieta flash“: consiste en una dieta que la denominan también “proteinada”, una acepción que está de moda entre diversas empresas que venden productos para adelgazar, pero no se define en ningún manual, guía o consenso de obesidad.

De aquí, que se diga también que “no existe fundamento científico para esta dieta y es absolutamente desaconsejable“, como también sugieren desde el SEEN (Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición).

Esta dieta, como la mayoría de las denominadas “milagro“, asegura una “pérdida de peso rápida, lo que ya de por sí, aunque fuese cierto, está desaconsejado para la salud: “Los pacientes tienen derecho a saber que perder peso con rapidez puede causar graves problemas de salud“, como ha escrito la prestigiosa American Obesity Treatment Association, en su “carta de derechos del paciente“.

Uno de ellos es el conocido efecto yoyó (o weight cycling en el ámbito científico), que no solo predispone a ganar más peso con el paso de los años, sino también a la hipertensión, a los cálculos biliares, e incluso, a sufrir un mayor riesgo de morir de forma prematura, entre otros.

Pues bien, el Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (GREP-AEDN), formado por profesionales con amplia experiencia en el tema, ha desaconsejado a la población el seguimiento de la dieta flash por los siguientes motivos:

*Falta de sustento científico y posible violación de la legislación vigente.

*Cumplimiento de las características que definen a las dietas fraudulentas o los métodos fraudulentos para perder peso.

*Riesgos para la salud.

Entre ellos, destacan: Debilidad, mayor riesgo de fractura ósea, ganancia de peso a largo plazo (efecto yoyó), síndrome metabólico, posible daño renal, desórdenes gastrointestinales, pérdida de la autoestima, mayor riesgo de depresión y alteraciones varias en el comportamiento.

El aspecto más criticado tiene que ver con la reducción marcada total de los carbohidratos, lo que no sólo no tendría fundamento sino que iría en contra de lo natural para el organismo: la ingesta de estos nutrientes cubre alrededor del 41 por ciento de la energía de la dieta, es decir, está por debajo de las recomendaciones establecidas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (45-60 por ciento) o la Organización Mundial de la Salud (55-75 por ciento).

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz