Atención con el uso de tacones muy altos

Aunque el zapato de tacón alto sea algo bien femenino y se considere estético e incluso sensual, no es la primera vez que se advierte sobre los riesgos que conlleva su uso: los expertos han vuelto a advertir que un tacón de más de cuatro centímetros de altura, puede terminar dañando los pies.

No obstante, un poco sí es viable: hasta los 4 centímetros puede considerarse adecuado, siempre y cuando se trate de un zapato ancho y cómodo, aunque nunca uno que apriete el pie y que termine en punta (como es muy frecuente en el calzado femenino).

El podólogo Jorge Barnes, presidente del Colegio Profesional de podólogos de Andalucía, ha explicado al respecto que el pie humano está diseñado para soportar el 70 por ciento del cuerpo corporal en el talón, y el 30 por ciento restante en la parte delantera, y con los tacones altos lo que sucede, precisamente, es que esta carga y se invierte, lo que puede resentir el pie.

Según explicó, si se le suman dos centímetros al calzado los patrones se equilibran, pero ya con dos más se invierten, lo que obliga a que todas las estructuras superiores (cadera y espalda, en especial) deban adaptarse y adoptar posturas compensatorias.

Dos centímetros de altura, que es lo que suelen tener los zapatos masculinos, ofrecen una ventaja porque el tacón facilita el paso, pero más de 4 centímetros hace que las líneas de trasmisión de carga vayan a la zona metatarsal, es decir, a la parte de delante del pie“, explicó textualmente Barnes.

Puntualmente, los tacones pueden traer como consecuencia “problemas en los metatarsianos, callosidades e irritación de los nervios“, añadió por su parte el doctor Matías Alonso Olmos, especialista del departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología de la Clínica Universidad de Navarra.

Pero además, puede suceder que la curva lumbar se acentúa y provocar mayor sobrecarga a las articulaciones superiores, lo que incidiría de forma negativa en caso de que ya existan problemas en la columna.

Finalmente, vale alertar que el uso de zapatos de tacón a corta edad es desaconsejable ya que puede llevar a problemas a largo plazo: según destacó Barnes, “la madurez de la columna vertebral se puede establecer desde los 18 años y las malas posiciones que se generen antes de estas edades pueden traer problemas después“.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz