Artritis: ¿correr perjudica o produce esta dolencia?

Artritis: ¿correr perjudica esta dolencia? 1

Son muchos los mitos sobre correr y artritis, se cree que esta actividad produce o es la causa de la artritis de rodilla. Sin embargo, un estudio realizado en Canadá, ha negado estos dichos, comparando las caminatas con salir a correr. En el siguiente artículo, te contamos de qué se trata.

Creencias sobre correr y artritis de rodilla

Se cree que el impacto que se produce con los pasos que se dan en las corridas, son los causantes del desgaste de las rodillas y, los que producen la artritis.  Se piensa que, de esta forma, el cartílago se desgasta de forma más rápida.

Gracias a un estudio realizado en la Universidad de Queen en Kingston -Ontario, Canadá- se ha demostrado que no es tan cierta esta afirmación, ya que las carreras, muchas veces, tienen el mismo impacto que las caminatas, siempre y cuando tus rodillas se encuentren saludables, es decir, sin alguna complicación previa.

El estudio

El estudio incluyó a la impresionante cantidad de alrededor de 75.000 corredores. Sus resultados no demostraron ninguna evidencia que explique que correr aumenta el riesgo de osteoartritis, ni siquiera la participación en maratones. Además, se descubrió que los corredores tenían un menor riesgo general de sufrir artritis, comparados con las personas que estaban menos activas.

La explicación

La cantidad y la frecuencia de los pasos junto la distancia es la clave para entender la explicación. Existe una compensación en relación con las caminatas y a las corridas, es decir, la carga acumulada en una misma distancia recorrida no es mayor en cualquiera de aquellas actividades. Además, cuando corremos, se da una fase larga de oscilación, como si se tratara de una fase de vuelo en la que no apoyamos los pies; durante ese lapso, las cargas son bastante pequeñas, por lo que se asemeja con la fuerza que realizamos al caminar.

Es decir, correr y caminar es lo mismo, porque la fuerza que realizan las rodillas para caminar, es la misma que se utiliza para correr.

Finalmente, estos resultado no significan que los corredores no tienen ninguna posibilidad de sufrir osteoartritis de rodilla, sino que brinda una clara explicación de por qué correr no aumenta el riesgo de osteoartritis.

Vía: well.blogsnytimes, esmás

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz