Ardor y hernia de hiato

La hernia de hiato es una molestia muy común en las personas, sobre todo, en los mayores de 50 años y puede realmente ser problemático y estropear la hora de las comidas. A modo de resumen, la hernia de hiato se caracteriza por los siguientes componentes: ácidez gástrica, dolor en el tórax, dificultad para tragar y afonía o dificultad respiratoria.

Como bien ha explicado la doctora María Teresa Betés Ibañez, del departamento de Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra, la hernia de hiato se produce cuando “la parte superior del estómago asciende hacia el tórax a través de una pequeña abertura que existe en el diafragma“.

De todos, el principal síntoma es la sensación de ardor que se provoca por el reflujo gástrico que ingresa por la hernia. Los síntomas suelen recrudecerse tras las comidas, o también, en ciertos casos, empeoran durante la noche, es decir, al momento del descanso, o cuando se flexiona el tronco.

Se trata de un problema más frecuente a partir de los 50 años, aunque puede afectar a cualquier persona, de cualquier edad. Según se estima, más del 40 por ciento de la población general ha presentado alguna vez ardor o acidez al menos una vez al mes y aproximadamente un 7 por ciento lo padecen diariamente.

Si se sufre de este problema habrá que cuidar la dieta y evitar ciertos tipos de alimentos particularmente irritantes: los pimientos, especias, menta, alimentos grasoso, el chocolate o el café y bebidas alcohólicas. El tabaco, por su parte, también puede favorecer el reflujo y exacerbar el malestar.

En caso de padecer ardores de estómago, habrá que considerar la frecuencia de los síntomas y su intensidad, y en tal caso hacer una consulta médica e iniciar un tratamiento adecuado.

Finalmente, compartamos algunos consejos para reducir y/o prevenir esta problemática:

*Como se dijo, evitar las comidas y las bebidas que favorecen la relajación del esfínter esofágico inferior: grasas (fritos), pimienta y especias, chocolate, alcohol, café, frutos cítricos y tomate.

*En caso de sobrepeso u obesidad, procurar perder esos kilos de más y conseguir el peso ideal.

*No fumar ni beber alcohol en exceso.

*Elevar la cabecera de la cama unos 10 cm, pero no con almohadas, sino la cama en su totalidad porque lo que se quiere es conseguir una inclinación pareja del tronco (no de la cabeza solamente).

*Procurar no irse a acostar hasta que hayan pasado de dos a tres horas de la cena.

*Si el médico receta tratamiento con medicamentos, estas medidas dietéticas y posturales deberían igual continuarse para mejorar los síntomas. El tratamiento farmacológico puede consistir en medicinas que reduzcan las secreciones ácidas del estómago o fármacos que aumentan el tono muscular del esfínter y favorezcan así el vaciamiento del estómago.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz