Aprendiendo más sobre el arroz

arroz

El otro día comenzamos a hablar en Vitadelia sobre el arroz, uno de los pilares de nuestra alimentación. Su composición se basa, principalmente, en el almidón, entre un 70 y un 80 por ciento.. Este hidrato de carbono se encuentra en los cereales, y así también en los tubérculos (como la papa) y la zanahoria.

El arroz se trata, por tanto, de un alimento energético, aunque más saludable en comparación con otras opciones, exento de colesterol y con menor contenido de grasas (casi nulo).

Este cereal también aporta cantidades significativas de otros nutrientes como fósforo, zinc y vitaminas B3 y B6. Para una buena dosis de fibra habrá que optar por el arroz integral. Vale destacar que el arroz, así como el maíz y el mijo, destaca por no contener gluten, por lo que es uno de los cereales más empleados en la cocina de las personas con intolerancia a esta proteína, los celíacos.

Como se señaló, a la hora de comprar arroz (que se podrá encontrar de muchos tipos) la opción más inteligente será elegir variedades integrales (tal como el resto de los hidratos, sea pasta, pan, etc.). La clave en este sentido será su aporte de fibra, necesaria para un buen funcionamiento del organismo y para ir al baño de forma regular.

Así también en el procesamiento de refinamiento se pierde gran cantidad de los nutrientes naturales del arroz, y de los alimentos en general. Los productos integrales están relacionados con varios beneficios: con un menor riesgo de ciertos tipos de cáncer, como el de colon, y con una reducción en la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión o cardiopatía.

Pues bien, para comprar un arroz de calidad, habrá que saber dónde y fijarse en el aspecto del grano, su forma y tamaño, observando que sea limpio y claro.

Vale mencionar que, por norma general, la industria realiza una selección primera de los granos de arroz, por lo que se pueden encontrar ‘Extra’, de ‘Primera’ y de ‘Segunda’, las que equivalen a un 92, 87 y 80 por ciento de granos de arroz enteros.

Para conservar el arroz en buen estado, lo mejor será hacerlo en un envase hermético, y en un sitio fresco y seco. Así también, es mejor consumirlo dentro del año (aunque su duración sea mucho mayor).

Una vez cocinado, sí habrá que guardarlo en frío, en la nevera o refrigerado, y no se recomienda recalentar.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz