Aprende a evitar los calambres al entrenar

Aprende a evitar los calambres al entrenar 1

¿Quién no ha sufrido alguna vez un calambre mientras se ejercitaba? Realmente, son muy molestos, dolorosos y no te permiten practicar tu deporte con tranquilidad.

Un calambre se ocasiona cuando uno de tus músculos se contrae sin que tú lo hayas hecho. Además, los calambres pueden producirse en uno o más músculos. Para que puedas realizar actividad física sin complicaciones, te invitamos a que leas las siguientes recomendaciones, que te ayudarán a evitar a esos indeseados calambres.

¿Dónde se puede producir un calambre?

Si bien los calambres comprometen a los músculos, éstos, pueden producirse en diferentes partes del cuerpo. Éstos son los más usuales:

♦ Parte posterior de la pierna/pantorrilla

♦ Parte posterior del muslo (corva)

♦ Parte frontal del muslo (cuádriceps)

 En cambio, existen otros lugares en los que también pueden sentirse los calambres: en los pies, las manos, los brazos, el abdomen, y a lo largo de la caja torácica.

¿Cómo evitar los calambres?

1- Mantenerse hidratado y toman mucha agua luego del ejercicio.

2- Recuperar sales y minerales. Generalmente, perdemos estas sustancias durante el entrenamiento y se pueden reincorporar al organismo con bebidas isotónicas, que son ricas en magnesio, sodio y zinc o con frutas.

3- Llevar una alimentación saludable. No deben faltar en tu dieta las vitaminas B, D y E, tampoco los minerales como el magnesio, calcio y zinc. No te olvides de las frutas, verduras, legumbres, lácteos, cereales y frutos secos. Finalmente, consume con cuidado alimentos que contienen grasa de origen animal, porque perjudican la circulación sanguínea.

4- Saltos. Una de las causas de los calambres ocurren porque pequeños nervios de los músculos se fatigan. Si realizas saltos pliométricos, es decir, si intentas saltar lo más alto posible en un punto fijo, puedes evitar esta dolencia. Debes incorporar estos saltos a tu rutina, por lo menos dos veces por semana.

5- No exijas a tus músculos. El exceso de ejercicio provoca fatiga y calambres.

6- Utilizar calzado adecuado

. No sólo debe ser el indicado para el ejercicio que realizas, sino que tienes que mantenerlo en buen estado y, en lo posible, no utilices el mismo para todo.

Vía: deportes.tudiscovery, medline.plus

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz