Aporte nutricional de las semillas de calabaza (parte I)

bigstock-Horizontal-Image-Of-Pumpkin-Se-10241582

Las semillas de calabaza son un buen complemento para nuestra alimentación. Lo recomendable es dejarlas secar durante un período importante de tiempo para que se sequen bien.

En este artículo conoceremos las propiedades de las semillas de calabaza.

Datos sobre las semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son un alimento del reino vegetal que debe ser incluido en nuestra dieta. Generalmente, las semillas de ciertos vegetales son desechadas, en este caso, se las guarda para su consumo.

Provienen de la familia cucurbitaceae, género cucurbita y especie. Pertenecen al grupo frutos secos y, por sus características, lo enmarcamos dentro de la rama de los de cáscara dura.

Aporte nutricional

En cuanto su aporte nutricional, es un alimento que tiene un alto contenido en vitamina E, ácidos grasos poliinsaturados, magnesio, vitamina B, vitamina B9, grasa, fósforo, selenio, cinc, calorías, ácidos grasos monoinsaturados, hierro, potasio, fibra, proteínas, vitamina B3, ácidos grasos saturados y calcio.

El resto de nutrientes presentes en este alimento, ordenados por relevancia de su presencia, son: hidratos de carbono, agua, carotenoides, sodio y vitamina A.

Semillas de calabaza y vitamina E

La presencia de vitamina E le dan a las semillas de calabaza propiedades antioxidantes que ayudan a mantener la integridad de la membrana celular. Por otro lado, ayuda a las células y aumentan la respuesta defensiva de éstas ante la presencia de sustancias tóxicas, por ejemplo, las que son propias del metabolismo del organismo o del ingreso de compuestos por vías respiratorias o bucales.

La vitamina E protege al sistema inmune y al sistema nervioso manteniendo la mebrana neuronal y al sistema cardiovascular, evitando la destrucción de glóbulos rojos y la formación de trombos.

Asimismo, es beneficioso frente a la destrucción de ácidos grasos, vitamina A, vitamina C y selenio. Colabora ante el envejecimiento causado por la degeneración de tejidos, que trae consecuencias como la falta de memoria. Por otro lado, colabora en la formación y renovación de fibras elásticas y colágenas del tejido conjuntivo.

Vía: saludybuenosalimentos.es

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz