Ante la más mínima tensión, date un respiro

repirar-profundo

¿Estás muy tensionado? ¿Ha sido una jornada laboral complicada? Pues, no te desanimes ni te descuides, mejor será que te liberes de la tensión si no quieres que deje secuelas en tu cuerpo, y en tu salud.

Recuerda: la respiración es nuestra gran aliada. Algo tan sencillo, natural y constante como el respirar, puede servirnos de gran ayuda. La gran mayoría se olvida de respirar (no lo digo de forma literal, claro, sino no estarían leyendo esto), se olvida de la importancia que radica en el mismo acto de respirar, y por el contrario lo hacer de forma autómata e inconsciente.

Pues lo cierto es que el detenernos por unos minutos, y enfocar nuestra atención en la respiración puede sernos de gran beneficio para liberar las tensiones, relajarnos y sentirnos mejor.

En cuanto te sientas con presión o tensión, hazte el hábito de inspirar aire por tus fosas nasales, de forma profunda, lenta y conscientemente. Permite que el aire llegue bien hasta el bajo abdomen (respiración abdominal). Luego, sólo expúlsalo por la boca, y siente como las tensiones se van con él.

Haz respiraciones profunda y concientemente cuantas veces sea necesario para liberar el estrés. De hecho, una de las consecuencias del estrés es que nuestra respiración se acelera y se torna más superficial: entonces, para remediarlo respira profunda y concientemente.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz