Andar en bicicleta reduce un 50% la probabilidad de tener un infarto

drm2hu

Según el especialista Froböse, presidente del Centro de Salud de la Universidad Alemana del Deporte y autor del informe Salud y Bicicleta “los que andan en bicicleta se ahorran visitas al hospital”.

En primer lugar, se explicó que montar en bicicleta de forma regular reducirá tu riesgo de infarto en un 50%. 

La relación entre infarto y bicicleta

“La duración y la frecuencia de los trayectos en bicicleta se han de ajustar según la condición física y la edad de la persona, así como a los resultados que se desean conseguir. Sólo 10 minutos diarios de pedaleo fortalecen la musculatura y las articulaciones y activan el sistema circulatorio”. Así lo explicó el especialista en medicina del deporte Ingo Froböse, que también es profesor de la Escuela Superior Alemana de Deportes.

Cuando pedaleamos, el ritmo cardíaco máximo aumenta y, por otro lado, la presión arterial disminuye. Ésto significa que el corazón trabaja economizando.

Por otro lado, se reduce el colesterol malo (LDL) y tus vasos tendrán muchas menos posibilidades de calcificarse, es decir, la acumulación de calcio en el tejido del cuerpo, y aumentará tu colesterol bueno (HDL). Cuando uses la bicicleta a diario, los vasos sanguíneos se conservarán flexibles y saludables.

Ejercicio de intervalos, el más recomendado

Si quieres obtener una máxima eficiencia de este ejercicio, te recomendamos que hagas un trabajo de intervalos con cambios de ritmo frecuentes. Con un entrenamiento de este tipo, mejoras y obtienes mayores beneficios para tu salud.

Lo importante es que, con el tiempo modules la intensidad y la frecuencia de los intervalos, siempre teniendo en cuenta tu condición física. El entrenamiento con intervalos es una alternativa viable y efectiva al entrenamiento de 30 a 45 minutos de ejercicio aérobico moderado.

Pasos previos

1- Calienta a ritmo suave, con una cadencia de pedaleo alta, alcanza tu ritmo de rodaje,

2- Intercala, cada 15 minutos, aumentos de intensidad de 3 a 4 minutos de duración en los que tu respiración se agite considerablemente (80 al 85% de tus pulsaciones máximas).

De esta forma, podrás sacar el provecho suficiente para obtener una calidad de vida considerablemente.

Vía: elpaís.com, granbike.com

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz