Amor y armonía para un corazón más saludable

A sólo unos días de la celebración del Día de los Enamorados, la Fundación Española del Corazón (FEC) ha recordado que el amor sí influye en la salud del corazón: parece que la tan mentada frase de me “duele el corazón”, o tengo el “corazón partido” por motivos de desamor tendrían su sentido y razón.

El amor reduce los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares y contribuye a alargar, de este modo, la esperanza de vida, afirmaron los expertos de dicha asociación.

Según explicó la FEC a través de un comunicado, los vínculos con la pareja, amigos y familiares mejoran la presión arterial, lo que a su vez ayuda a reducir la ansiedad, el estrés y la depresión, conocidos como “factores de riesgo psicológicos“, que atentan contra la salud del corazón.

Pero además, según un estudio llevado a cabo por la World Heart Federation, aquellas personas que, bajo algún tratamiento de enfermedad cardiovascular, viven en un entorno feliz, de mayor relación y amor, tienen entre dos y cuatro veces de capacidad mayor para reponerse de la enfermedad.

Por el contrario, otro estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo demostró que las mujeres con matrimonios estresantes tenían tres veces más riesgo de sufrir un ataque cardiaco, en comparación con las que tenían una buena y armoniosa relación de pareja.

Existe una clara relación entre nuestro estado de ánimo y la salud de nuestro corazón“, aseguró por su parte Miguel Ángel García Fernández, vicesecretario de la Sociedad Española de Cardiología.

Por ello, “para prevenir enfermedades cardiovasculares, además de controlar la tensión, los niveles de colesterol, realizar ejercicio y seguir una dieta saludable, hemos de favorecer la presencia de sentimientos positivos reforzando nuestros lazos afectivos con nuestro entorno“, añadió. Es decir, compartir la vida con los seres queridos de forma armoniosa y tener una relación de pareja positiva y saludable (o, en todo caso, aceptar con alegría nuestra soltería) serán factores que también repercutirán de forma positiva sobre el órgano más importante de nuestro cuerpo.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz