Alternativas alimentarias a los frutos secos, en caso de alergia

frutos-secos

Los frutos secos son una fuente importante de nutrientes, proteínas y vitaminas, pero hay personas que sufren alergia -o intolerancia-. Veamos en este post algunas alternativas nutritivas para quienes no pueden consumirlos.

Primero, aclaremos, ¿alergia o intolerancia?

La diferencia radica en la reacción del cuerpo ante el consumo del alimento en cuestión. Se llama intolerancia cuando el organismo no asimila de manera correcta uno o todos de los compuestos del alimento, pero cuando no hay un rechazo o intervención del sistema inmune. Es decir, se presentan síntomas como malestar digestivo, dolor o náuseas, hasta que el organismo logra digerir dicho alimento.

Ya se habla de alergia cuando hay una intervención inmune: los síntomas son mayores y más graves, y van desde una urticaria en la piel, enrojecimiento hasta labios hincados y cólicos. En casos más severos, se puede dar asma o una reacción anafiláctica.

El único tratamiento para las alergias es eliminar por completo de la dieta ese alimento causante de la reacción, en este caso en particular, los frutos secos. Habrá que leer bien las etiquetas de los alimentos que se compran envasados, ya que hay veces en que pueden estar “escondidos” o haber trazas.

Bien, compartamos entonces alternativas alimentarias para incorporar los nutrientes necesarios.

Vegetales

Pilar de la dieta, las frutas, verduras y hortalizas deben estar siempre presentes. Son alimentos que aportan fibra, antioxidantes, fitonutrientes, vitaminas y minerales. Su consumo debe ser diario y asegurarse al menos unas 3 a 5 raciones por día.

Recuerda: vegetales de hoja verde, lechuga, espinacas, acelga, rúcula, etc., son excelentes por su nivel de hierro y vitaminas. No descuides los colores: incorpora piezas de todos los tonos, naranja (zanahorias, calabaza), rojos (frutos rojos, tomates, etc.), blanco y amarillo. Lo mejor es combinar cada día de todo tipo de colores, e incorporar tanto verduras cocidas como, sobre todo, crudas.

Legumbres

Excelente fuente de proteínas vegetales, ideales para cualquier dieta. Además, aportan fibra y minerales como hierro, magnesio, calcio, zinc y fósforo, además de vitamina E y vitaminas del grupo B. Contienen bajo nivel de grasas (cardiosaludables) y tienen la capacidad de saciar fácilmente.

Cereales

Elige siempre integrales: aportan fibra, vitamina E, ácido fólico, calcio, magnesio, hierro, entre otros nutrientes esenciales. También son fuente de hidratos de carbono de absorción lenta, lo que asegura energía en el transcurso del día. Actúan como buen combustible para el cerebro y los músculos.

Pan, cereales de desayuno, pasta, siempre que sean elaborados a partir de granos enteros, deben ser también parte de la dieta diaria.

Aceite de oliva

Está recomendado por su contenido de antioxidantes y de ácidos grasos cardiosaludables.

Pescado azul

Es otra alternativa a los frutos secos por su gran cantidad de ácidos grasos omega 3, vitaminas E, A y D, además de calcio, yodo, hierro y potasio, entre otros nutrientes.

Recuerda que dentro de este grupo se incluye la sardina, el arenque, salmón, pez espada, caballa, rodaballo y la palometa. Entre sus beneficios se contaría también el contribuir en la regulación de los niveles de colesterol en sangre y una posible prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz