Los alimentos salados más consumidos

Los alimentos salados más consumidos 1

La hipertensión está en ascenso a nivel mundial, y mucho tiene que ver la dieta y los hábitos de vida. En este post de Vitadelia te contamos cuáles son los alimentos cotidianos más salados y que, en consecuencia, habría que tratar de suprimir o reducir, sobre todo, cuando se está en proceso de normalizar los niveles de la presión arterial.

Según la Organización Mundial de la Salud, el consumo de sal duplica el máximo recomendado para mantener una buena salud: rondaría los 5 gramos por día.

Embutidos

El occidental abusa de los alimentos embutidos y ello tiene sus consecuencia a mediano – largo plazo. De todos, el jamón ibérico es el derivado cárnico más salado y que mayor proporción de sal aporta a la dieta. Luego, le siguen el chorizo, el salchichón y el fuet. Entre los embutidos cocidos destacan el jamón y el pavo cocido, así como las salchichas.

En cualquiera de las versiones, se recomienda que su consumo sea solo eventual, ya que no solo aportan alto contenido de sal, sino también de grasas saturadas y colesterol.

Para bocadillos, se podrán buscar otras alternativas algo más saludables, como sardinas en lata, atún o incluso queso fresco. No olvides nunca que los vegetales también son sabrosos y pueden prepararse en bocadillos o en brochette asadas.

Panes especiales

El pan blanco, así como el de molde y los panecillos saborizados son muy altos en sal. Sin embargo, vale mencionar que gracias al acuerdo entre la AECOSAN y el sector de la panadería, en cuatro años (2005-2009) se ha conseguido disminuir de forma progresiva el porcentaje de sal utilizado en la elaboración de pan. El pan actual tiene un 25,9 por ciento menos de sal que hace unos años.

Quesos

Sobre todo, los quesos curados son los más nocivos. Variedades que el manchego, el fundido y los quesos frescos se encuentran entre los más consumidos. Consciente de esta información, el consumidor debe entender que el queso ha de formar parte también de comidas eventualmente y no siempre, ya que aporta mucha sal, grasas y colesterol. Escoge siempre versiones reducidas en grasa y, en lo posible, en sodio.

Platos preparados

Las comidas preparadas congeladas destacan sobre el resto en aporte de sodio a la dieta. Una planificación de los menús por semana permitirá improvisar menos con comidas preparadas y cocinar en casa más cantidad, congelar lo sobrante y descongelar a medida que se vaya necesitando. Se ganará en nutrición y en salud.

Otros alimentos con alto nivel de sal en su composición y que forman parte de la dieta media occidental: las carnes frescas, las sopas y cremas, las salsas y la bollería. Lo mejor será siempre reducir todo alimento procesado y apostar más por las frutas, hortalizas y verduras, sin añadir mucha sal en su preparación.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz