Alimentos procesados: etiquetados y su vida útil, qué requisitos deben figurar en sus envases

Es muy importante al momento de comprar un alimento envasado observar su envoltorio y/o etiquetado, y asegurarse de que cumpla con la normativa vigente, es decir, que incluya la información nutricional y los datos mínimos requeridos para garantizar su conservación y buen estado.

Entre estos datos debe figurar la vida útil del producto, es decir, su fecha de caducidad o de consumo preferente, lo que también incluye su fecha de elaboración y el tiempo que puede transcurrir hasta su deterioro.

La fecha de duración mínima es el periodo hasta el que se mantienen las propiedades del alimento, ello siempre y cuando se respeten las condiciones de conservación básicas que también deberían aparecer en las etiquetas.

En cuanto a cómo debe figurar la fecha de caducidad, las especificaciones son las siguientes: en alimentos cuya duración es inferior a los tres meses, bastará con que se especifique día y mes, para aquellos que duren de tres a 18 meses, será suficiente que se marque mes y año, mientras que en los alimentos con más de 18 años de vida útil, el año será suficiente.

En este sentido, vale destacar que nos estamos refiriendo a aquellos productos alimenticios que vienen envasados, y no a otros frescos, sin procesar, como frutas y hortalizas, o a productos de panadería que se consumen inmediatamente.

En el caso de alimentos muy perecederos y que, por esta razón, supondrían un peligro importante para la salud debido a su corta vida, la duración mínima se reemplazará por fecha de caducidad (o la indicación del lugar donde ésta se especifica), que consistirá en día, mes y año, en este orden.

Y, como se dijo, esta información básica deberá complementarse con una descripción de las condiciones de conservación del alimento para asegurar su buen estado al momento de consumo.

Finalmente, destaquemos que la vida útil de una producto depende no sólo de la naturaleza del alimento en sí, sino también de otros factores como los procesos a los que se los somete , y sus condiciones de almacenamiento como la temperatura y la humedad, entre otros.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz