Alimentos para un mejor estado de ánimo (II)

Ya compartimos en Vitadelia la primera entrega de los alimentos que nos pueden ayudar a equilibrar nuestro estado anímico, te propongo entonces ver los restantes.

*La avena también puede ser un buen energético. Al contener además vitaminas B6 y B5, ayuda a mantener el buen humor y a prevenir la fatiga y dolores de cabeza.

La avena es considerada el cereal más completo por su alto contenido de proteínas y grasas insaturadas de calidad, carbohidratos, vitaminas, minerales y fibras. Por todas estas razones, si te sientes decaído, estresado y sin ánimo, incorpora avena a tu desayuno o en cualquier momento del día.

*El arroz integral también puede ayudar a sentirse más sereno. Al ser un carbohidrato complejo la energía se libera progresivamente, de aquí que la vitalidad y el ánimo se mantengan estables durante el transcurso del día.

Además, gracias a su contenido de triptofano (un aminoácido) produce un efecto calmante sobre el individuo. Además, contiene vitaminas del grupo B y otros minerales esenciales y útiles para sentirse bien, como son el magnesio, fósforo y selenio.

*Para levantar el ánimo, también se recomienda consumir pan de centeno. Otra buena fuente de vitaminas B: la ingesta frecuente de este tipo de pan beneficia al sistema nervioso, la sangre, arterias y a los intestinos.

*Consume una manzana en tu desayuno. Esta fruta de fácil digestión es ideal para equilibrar el azúcar o glucosa en sangre, y por lo tanto, el nivel de energía en el organismo. Su fructosa (principal azúcar que la compone) se asimila y libera de forma gradual. Además, las manzanas contienen fibras solubles de hacen bien a la digestión.

Otros consejos generales:

*No descuides el desayuno. Come bien, saludable y abundantemente a primera hora de la mañana. Es clave para comenzar bien el día, con energías y buen ánimo.

*Limita al máximo su ingesta de alcohol, grasas, dulces y cafeína. Si bien estas sustancias al ser consumidas pueden brindar una sensación de bienestar y energía, sólo lo hacen de modo pasajero y con efecto rebote. Es decir, pasado el primer momento, se puede producir un descenso del tono vital, cambios abruptos en la bioquímica del cuerpo y altibajos anímicos.

*Finalmente, recuerda que siempre será preferible que hagas más cantidad de pequeñas comidas por día: es decir, en vez de tres comidas abundantes, será mejor distribuir los alimentos en 5 ó 6 veces por día. De este modo, no sólo se prevendrán los ataques hambre sino también los altibajos en la energía y la vitalidad.

Vía Univision

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz