Alimentos para mejorar la concentración en los niños

Los niños de hoy en día suelen estar sometidos a muchas actividades, la escuela y las tareas que les dan, los deportes, el aprendizaje de otros idiomas, entre otros. Puede suceder que, como resultado, se sientan cansados y les cueste tener la concentración necesaria en todo lo que hacen, por ello, será necesario cuidar su alimentación y reforzar con aquellos alimentos que, precisamente, refuercen su concentración.

Dentro de este grupo se ubican los que contienen ácidos grasos omega 3, presente en ciertos pescados grasos como el salmón o atún, así como en las nueces, las semillas de lino, germen de trigo, el aceite de canola y en pequeñas hojas verdes.

También se aconseja el consumo de grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva o los aguacates, que mejoran la circulación de la sangre, entre otros beneficios. Procura también dar a tus pequeños alimentos ricos en antioxidantes: otra vez, aguacates (o paltas), uvas, bayas, naranjas, cerezas, kiwis, espinaca y coles de Bruselas, o incluso brócoli y pimientos rojos, que podrán pasar a formar parte de los platillos cotidianos de los niños.

Las frutas: son otra de las grandes aliadas para obtener nutrientes y energía, de igual forma, las verduras, que aportan vitaminas y minerales que ayudarán al niño a estar bien y fuerte, durante su desarrollo y crecimiento.

En cuanto a los carbohidratos, se recomienda incluir pasta y arroz, y procurar optar siempre por versiones integrales, que aportan más fibra y su efecto perdura durante más tiempo.

Tampoco habrá que dejar de tener en cuenta la correcta hidratación de los niños, ya que su deficiencia puede producir fatiga, irritabilidad y falta de concentración. En primer lugar, agua, y en segundo, los zumos de frutas naturales son excelente opción.

Por el contrario, se deberá evitar los alimentos con mucho almidón o harina de trigo, que provocan fluctuaciones rápidas de la glucosa en sangre, lo que puede llevar a afectar la memoria, el estado de ánimo del niño e incluso su aprendizaje. El exceso de azúcar también debe evitarse, así como los alimentos con nitrito de sodio (panceta, carnes frías).

Finalmente, recordemos que una dieta equilibrada debe considerar todas las comidas, que incluyan carbohidratos, grasas y proteínas en su proporción adecuada. De más está decir que un niño con hambre o mal alimentado, verá afectada su concentración.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz