Alimentos diarios con alto contenido de azúcar

La dieta media occidental no sólo abusa de las grasas, sino también de los azúcares, y de los peores, los refinados. Saber cuáles son estos alimentos con mayor nivel de azúcar, para reducirlos o, de ser posible, suprimirlos, puede ser un gran paso hacia una mejor salud. El azúcar, la sal refinada, las grasas saturadas y las grasas trans, son los compuestos que más dañinos para el organismo.

Como en todo, la clave estará en la medida justa: en una dieta de entre 2.000 y 2.200 caloría, está admitido que el aporte de azúcar oscile entre el 10 y el 18 por ciento del total, lo cual puede traducirse entre unas 200 y 400 calorías provenientes de esta fuente.

Esta cantidad equivale a un mínimo de 50 gramos de azúcares y un máximo de 100 gramos, por día. La diferencia puede variar según el peso, el sexo y la situación particular de cada uno, ya que a mayor actividad y desgaste físico, mayor puede ser la “licencia” para un consumo un tanto mayor de azúcares.

De todos modos, siempre habrá que tener presente que será preferible optar por azúcares naturales, tales como frutas, frutas desecadas y miel, y no bollería, chucherías y ese tipo de azúcares muy poco saludables.

Pues bien, dentro de los alimentos cotidianos más ricos en azúcar se puede mencionar a los cereales de desayuno: la ración de 30 gramos de cereales azucarados aporta hasta 13 gramos de este compuesto, lo que puede suponer un 26 por ciento del total máximo recomendado por día. A ello habrá que sumar los azúcares que quizá también se ingieren en el desayuno, como el cacao dulce u otros. En esta caso, la opción más inteligente será optar por aquellos cereales que no tengan añadido azúcar.

El cacao soluble, tal como se compra envasado, es otro alimento que, aunque quizá no tan visible, suma cantidad de azúcar: su equivalente es muy alto, unos 20 gramos de este polvo puede contener hasta 14 gramos de azúcares. El hecho de que sea tan azucarado implica que no hay que añadirle más luego de preparado. Lejos está de contener las propiedades del verdadero cacao.

Una alternativa apropiada es la harina de algarroba o, en la repostería, el cacao amargo. Otra opción es los conocidos “cafés de cereales”, sucedáneo del café que, aunque sin cafeína, puede ser una alternativa para ofrecer a los más pequeños.

Y si de cacao hablamos, las cremas de cacao para untar, combinación que se vende como “leche, cacao, avellanas y azúcar”, pero que en el contenido la proporción suele ser casi a la inversa. Son el propio azúcar u otros derivados (jarabe de glucosa, fructosa o jarabe de fructosa) los primeros ingredientes de la lista y, por tanto, los componentes más abundantes de la fórmula. De aquí que sea poco aconsejable su consumo, y menos frecuente.

La alternativa más saludable en este caso: un trozo de chocolate que contenga de un 70 a un 85 por ciento de cacao, ya que si bien tendrá también azúcar, nunca será tanto como la opción anterior. También podrá utilizarse para elaborar una crema de cacao casera, más auténtica, saludable y rica. tal como la que se sugiere en Consumer.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz