Alimentarse sanamente sin sumar grasas ni calorías

Alimentarse sanamente sin sumar grasas ni calorías 1

Los edulcorantes están en todas partes y se los elige para mantener a raya las calorías. Estos son muy buenos para la salud y pueden encontrarse de diferentes maneras como en minipancitos, en polvo y/o en líquidos.

 

Los edulcorantes son sustancias que otorgan sabor dulce a los alimentos o a las bebidas. Hay edulcorantes que aportan calorías al organismo y otros que no aportan ya que no se metabolizan, es decir, que no son aprovechados por el organismo como nutriente sino que solo confieren sabor dulce a las preparaciones.

 

Los edulcorantes se pueden clasificar en tres distintos tipos:

Edulcorantes nutritivos o naturales: Provienen de la naturaleza y tienen la tarea de endulzar y aportar energía al organismo. Los edulcorantes que nutritivos para el organismo son dos, por un lado, el azúcar y sus variantes en blanco, rubio, moreno y por otro lado la miel.

Edulcorantes no nutritivos o artificiales: Estos tipos de edulcorantes se utilizan como reemplazo de los edulcorantes nutritivos para disminuir el aporte calórico o reemplazar los hidratos de carbono simples que elevan la glucosa en la sangre, inconveniente en caso de patología diabética, triglicéridos elevados en sangre, sobrepeso u obesidad. Estos son en mayoría sintéticos y los más difundidos en la industria de la alimentación son: sacarina, ciclamato de sodio, aspartato y sucralosa.

Como excepción existe un edulcorante no nutritivo extraído de la naturaleza: La stevia, este tipo de endulzante natural es muy saludable para el organismo.

 

Todos los edulcorantes han sido sometidos a estudios científicos antes de ser aprobados y los resultados han demostrado que estos son seguros incluso para los niños y las embarazadas.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Rocio Sollier

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz