Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Los riesgos que entrañan las bebidas energéticas

Los riesgos que entrañan las bebidas energéticas

Foto de Los riesgos que entrañan las bebidas energéticas

El consumo de bebidas energéticas es cada vez más frecuente, tanto entre los jóvenes y estudiantes como en los deportistas, lo cual puede traer sus consecuencias indeseadas, en especial, si se combinan con alcohol o se tiene algún trastorno como hipertensión.

En principio, es necesario diferenciar estas bebidas de las isotónicas, las que se consumen para reponer los líquidos y minerales perdidos tras una actividad física intensa. Las energéticas, por su parte, están hechas a base de cafeína y otros estimulantes, y aportan una dosis extra de energía, estimulan y dan una sensación temporal de bienestar y mayor concentración.

Si bien su consumo moderado no es un riesgo para las personas sanas, sí lo pueden ser en hipertensos y en personas que sufran de cardiopatías.

Uno de los grupos que más ingieren de este tipo de bebidas es el de los jóvenes, y en especial, cuando son estudiantes, ya que suelen recurrir a ellas para rendir mejor, combatir el estrés y el cansancio. Los deportistas, por su parte, también suelen consumirlas como complemento para su actividad física.

Pero lo cierto es que esto puede entrañar un cierto riesgo, ya que si se utilizan como sustituto nutricional, se mezclan con alcohol o si se abusa de ellas pueden traer consecuencias indeseadas.

Las bebidas energéticas están compuestas, como se adelantó, de agua, cafeína, carbohidratos, vitaminas, y otras sustancias tonificantes como la taurina.

Suele suceder que los jóvenes las consumen tras muchas horas de marcha para evitar el cansancio, y si se ha bebido alcohol lo que hacen es enmascarar la sensación de borrachera gracias a los compuestos estimulantes. De aquí, que muchas veces puede traer aparejado un mayor consumo de alcohol aún y un riesgo para la salud.

Este cóctel pone al cuerpo en alerta y tensión, y en dosis elevadas, puede causar temblores y arritmias.

Así también, una elevada concentración de azúcares puede entorpecer la correcta absorción de agua en el intestino. De aquí, que tampoco sean recomendadas para los deportistas, ya que dificultan la hidratación.

Vía Telecinco.es

Anímate y déjanos tu comentario