Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Cuida tu hígado

Cuida tu hígado

¿Sabías que tu hígado es el segundo órgano más grande de tu cuerpo, luego de la piel? Es, además, un órgano muy "ocupado", no sólo tiene la difícil tarea de limpiar la sangre de las toxinas, sino que también tiene la responsabilidad de realizar más de cinco mil funciones, por lo que, como verás, su importancia es mucha.

Lamentablemente, en el mundo, hay mucha gente que sufre del hígado, y lo que peor es, muchos de ellos no lo saben. Diversos trastornos que pueden ir desde una hepatitis hasta llegar a cirrosis o incluso a un cáncer pueden afectar gravemente a nuestro hígado. De aquí, a que sea tan necesario cuidarlo y hacer lo que esté dentro de nuestro alcance para protegerlo.

Siempre es posible tomar medidas preventivas y hacer en pos de su bienestar, y no sólo del hígado sino también de todo nuestro cuerpo.

*Siempre recuerda que el alcohol es perjudicial para el hígado: si se toma en exceso no sólo se puede afectar y reducir su capacidad natural de metabolizar los carbohidratos, grasas y proteínas, sino que también puede desencadenar en un problema mayor, una cirrosis. Por esto, y para cuidar tu hígado, es necesario que moderes tu consumo de bebidas alcohólicas: tu hígado te dirá que una copa por día es suficiente.

*Un peso corporal adecuado también será de ayuda para tener un hígado sano. Tener grasa de más en el cuerpo también significa tener mayores depósitos de lípidos en el hígado, lo que puede llevar a problemas y trastornos de este órgano tan necesario, una de las enfermedades más frecuentes es la del hígado graso no alcohólico.

*Recuerda también que tanto la hepatitis  B como la C se pueden contagiar vía sexual, y ambas enfermedades afectan al hígado. Por ello, además de las vacuna necesaria -en el caso de la primera-, también ten presente que debes protegerte a la hora del sexo, sexo seguro, siempre.

Anímate y déjanos tu comentario