Algunos zumos de frutas podrían interferir con la acción de fármacos

zumos medicamentos

Algunos zumos de frutas, entre los que se encontrarían el de naranja, de pomelo o manzana, causarían cierta alteración en la acción y efecto de determinados medicamentos, en concreto, reducirían su eficacia.

Así lo sugirió un estudio realizado por científicos de los Estados Unidos y Canadá.Estos resultados se han dado a conocer recientemente en el encuentro anual de la Sociedad Americana de Química y, afirman que estos zumos interfieren en la actuación de, por ejemplo, el antihistamínico fexofenadina, disminuyendo su eficacia. Recordemos que este tipo de fármacos se receta en casos de alergias.

En específico, los investigadores pudieron determinar, en este último caso, que el responsable de esta reducción es el principal componente activo del pomelo, la naringina, sustancia que le da su característico sabor amargo y que sería lo que altera la absorción del medicamento en el intestino.

El principal responsable de esta investigación es un profesor canadiense, David Bailey, catedrático de la Universidad Western Ontario, quién, paradójicamente, veinte años antes había afirmado lo contrario: que el zumo de pomelo aumentaba los efectos de algunos medicamentos, sin embargo, este último descubrimiento parece echar por tierra su descubrimiento anterior.

Sumado a esto, este grupo de científicos también alertó que el consumo de estos jugos de fruta reducirían la absorción de etoposida, un agente antecancerígeno, algunos betabloqueadores útiles para la prevención de infartos y el tratamiento de la presión arterial, entre estos betabloqueadores se encuentran el atenolol, el celiprolol y el talinolol. Asimismo, interferirían en la acción de otros fármacos para pacientes transplantados, como la ciclosporina y algunos antibióticos como el ciprofloxacino, el itraconazol, entre otros.

Por todo ello, el equipo profesional recomienda consultar siempre con el médico ante cualquier duda, y evitar así que la dosis prescripta no produzca los efectos deseados: “Esto es sólo la punta del iceberg, me temo que otro tipo de fármacos también se pueden ver afectados por este fenómeno”, concluyó Bailey.

Vía ElMundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz