Algunos mitos extraños pero ciertos de la medicina moderna (IV)

hombres calor

En la historia de la medicina moderna hay un sinfín de mitos raros –algunos demasiado- que, sin embargo, pueden tener un porcentaje de verdad. Roger Dobson en uno de sus últimos libros Death Can be Cured – and 99 other medical hypotheses (La muerte puede ser curada– y otras 99 hipótesis médicas) sugiere una serie de interesantes puntos de vista:

4) Los días calurosos vuelven agresivos a los hombres

Habría que tener mucho cuidado de los líderes mundiales y personas con poder de mando llenos de testosterona y, sobre todo, en verano. De acuerdo a un exhaustivo estudio llevado a cabo en la Universidad de Ben-Gurion, en Israel, en el cual se analizaron una serie de datos que incluía los periodos del año y fechas de muchos de los crímenes y de las guerras o actos de hostilidad cometidos históricamente en cuatro de los continentes, existe una relación directa entre éstos y el clima imperante en el momento del suceso.

 

En lo referido a hechos violentos cometidos por particulares se pudo verificar de qué manera su cantidad va variando de acuerdo al momento del año y a los grados que marcan los termómetros: por ejemplo, en el Hemisferio Norte el pico más alto de crímenes se da en los meses de Julio y Agosto, mientras que la curva es menor desde diciembre a febrero.

 

Por el contrario, en el Hemisferio Sur los datos son a la inversa: mayor crimen en los meses de diciembre y enero, y menor, en junio y julio.

 

Es decir que los investigadores pudieron corroborar que los delitos más violentos se han ido sucediendo a lo largo de la historia con una frecuencia de dos a tres veces mayor durante los meses de verano en ambos hemisferios.

 

Asimismo, este equipo comparó las fechas de inicio de las guerras con los meses del calendario y encontraron un patrón muy similar: en los países ubicados arriba del Ecuador, la curva alcanzó su punto máximo en agosto y un descenso notable en los meses de diciembre y enero.

 

El mecanismo químico cerebral que podría ser el causante de este tipo de conductas no ha sido explicitado científicamente, pero se cree que puede estar relacionado con la serotonina. De acuerdo a algunos indicios, se piensa que los soldados más agresivos, los asesinos y suicidas, tienen niveles más bajos de este neurotrasmisor.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz