Algunos mitos en relación con la obesidad y el control del peso

De la obesidad siempre se está hablando, ya que constituye un verdadero problema de salud a nivel mundial, pero hay tantos factores implicados en su génesis y desarrollo, que resulta un tema complejo. Como en todo, también existen mitos o falsas creencias relacionadas a ella.

Por ello, compartamos en esta ocasión algunos de los mitos más arraigados con respecto a la obesidad, el peso y el tema de las calorías.

*”El sexo consume mucha energía“: suele decirse que tener relaciones sexuales puede implicar un gasto calórico importante, incluso, de entre 100 y 300 calorías. No obstante, esto suele ser una exageración: de acuerdo a las estimaciones reales se puede llegar a consumir 3,5 kilocalorías por minuto, un gasto similar al que se consigue con un paseo.

Es decir, aunque dependerá de la duración de la relación, se puede llegar a consumir unas 21 calorías en promedio, no es una cifra muy elocuente.

*”La lactancia protege frente a la obesidad“: así se creyó durante muchos años, aunque varios estudios han comprobado que no hay evidencias suficientes como para afirmar esta relación.

*”Hay que marcarse objetivos realistas“: esto está fundado en la posibilidad de que si no se estipulan objetivos realistas y posibles, paso a paso, puede llevar la frustración y a no perder peso. Aunque sea una hipótesis razonable, no existen tampoco datos empíricos con respecto a una asociación negativa consistente entre marcarse una meta ambiciosa y la pérdida de peso.

*”Pequeños cambios en la dieta o la actividad física tienen un gran impacto a largo plazo”: Un ejemplo de esta teoría es el que asegura que reducir el gasto energético diario en 100 kilocalorías (caminar un kilómetro y medio al día) supone una disminución de más de 20 kilos en un plazo de 5 años.

Sin embargo, y según un estudio realizado por profesionales en la materia, la pérdida real de peso sería sólo de alrededor de 4,5 kilos en el mismo tiempo, y siempre que “no se tenga en cuenta una ingesta compensatoria de calorías por el esfuerzo realizado“.

Además, se destacó, se trata de una estimación sólo “teórica“, ya que se han dejado de lado otros factores que pueden intervenir al margen de la práctica de ejercicio.

De todas formas, muchas veces el cambio está a través de “estos pequeños gestos“, y no hay que subestimar si se logra reducir unos kilos, y se consigue mantenerse en el nuevo peso, de por sí, es “muy importante“.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz