Algunos datos más sobre los germinados

Ya hemos hablado de los germinados

en Vitadelia, y también les hemos contado de qué forma, sencilla, se puede germinar en casa. Ahora veamos un poco entonces qué uso les podemos dar en la cocina.

En principio, se debe aclarar que los germinados pueden consumirse así o escaldeados (dependerá del “qué”), y de aquí viene lo de “comida viva” y cruda. Se pueden incorporar a todo tipo de ensaladas (quizá sea la mejor forma de comerlos), a bocadilllos, tortillas, arroces y pastas, y otros platos elaborados.

Se recomienda su escaldeado, en especial, en las personas de estómago delicado, por los antinutrientes presentes que pueden ser difíciles de digerir, y que siempre será mejor eliminar a través de este proceso.

Si se prefiere, se les podrá dar una leve cocción (más si se trata de granos duros, como los garbanzos), pero siempre que sea el menor tiempo posible, para no perder su valor nutritivo. Así también, se recomienda incorporarlos ni bien antes de servirlos.

Para mantener los germinados en buen estado, guardarlos en recipientes herméticos o incluso bolsitas plásticas en la heladera o refrigerador será la mejor opción.

Los germinados también podrán consumirse mezclados, lo que no sólo sumará más nutrientes sino también sabores más sofisticados.

Finalmente, hay que tener en cuenta que algunas semillas, las denominadas solanáceas, como la del tomate, berenjenas, pimiento o las patatas, no son válidas para germinar y aún  más, son tóxicas.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz