Algunos consejos para evitar intoxicaciones alimentarias en la playa

Si vamos al club, a la piscina o a la playa el llevarse un recipiente hermético o taper con la vianda suele ser la opción más barata y frecuente, pero para no ser repetitivos (más en verano, y si estamos de vacaciones) ni correr riesgos por el calor es bueno tener en cuenta algunos consejos para no descuidar la alimentación.

En principio, y para evitar complicaciones y/o intoxicaciones, habría que recordar que el calor no ayuda en la conservación de los alimentos, por el contrario, acelera el proceso de descomposición, estén crudos o cocidos. Al respecto, nada debería permanecer fuera de la refrigeración, a temperatura ambiente, por más de cuatro horas.

Entonces, para evitar intoxicaciones, ten en cuenta los siguientes consejos:

*Como se dijo, no mantener los alimentos fuera a temperatura ambiente por más de cuatro horas, para evitar que se pongan en mal estado.

*Limitar lo más posible el tiempo que transcurre entre su preparación y su consumo (lo ideal sería poder consumirlos ni bien se preparan, pero como esto no es posible si se trata de una vianda que llevamos a la playa, cuanto menos tiempo pase, más seguro será).

*Lavar siempre bien con abundante agua clara todas las frutas y verduras antes de su preparación y/o consumo. En el caso de las hortalizas, mejor será desinfectarlas (el vinagre y bicarbonato de sodio son otras dos opciones más naturales a la lejía e igual de efectivas).

*Almacenar todos los platos a temperaturas de refrigeración. Para llevarlos a donde sea que vayamos, lo mejor será contar con una nevera portátil o con un refrigerador para camping, con su correspondiente hielo para mantener el frío.

*Envasar siempre las preparaciones de forma hermética, con tapers adecuados de buena tapa.

De todos modos, conviene tener presente que no todos los alimentos son recomendables a la hora de ir a la playa, por el calor, la humedad y porque por su composición intrínseca son más susceptibles a perder su calidad y, por ende, a causar intoxicaciones alimentarias.

Por caso, conviene evitar los huevos y productos que los contengan (tortillas, revueltos, etc.), pescados y mariscos, carnes y derivados, y lácteos.

Más seguros para llevar, y más duraderos serán: las frutas de temporada (sabor, hidratación y nutrientes asegurados), los frutos secos y las frutas desecadas, las ensaladas (siempre que igual se lleven de forma tal que se mantenga el frío) y los productos secos (panes, galletas, cereales, etc).

Finalmente, con respecto a las ensaladas, algunas consideraciones: para evitar cualquier tipo de problema (la e.coli -que viene en realidad de las heces de los animales-, etc. etc.), habrá que tener cuidado en la limpieza y manipulación de los alimentos, en este caso, de las verduras. Esto incluye, obviamente, un buen lavado y cuidado de no mezclarlos con otros que puedan contaminarlos (la llamada contaminación cruzada).

El aderezo que sea lo más sencillo posible: aceite, vinagre y /o limón, ya que sumarle mayonesa u otros complementos similares, podría propiciar una posible intoxicación.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz