Algunos apuntes sobre los aceites de cocina

Aceites vegetales: añade mejor salud y sabor a tus comidas 1

La grasa es un ingrediente importante en la cocina: se utiliza para cocer, para elaborar bollería y en una gran cantidad de cuestiones culinarias, pero no todas son iguales nutritivamente ni todas tienen los mismos efectos sobre el organismo. En este post de Vitadelia veremos qué tipos de grasas hay y cuáles son los menos perjudiciales.

Básicamente, las grasas se dividen en dos tipos: de origen animal y de origen vegetal, siendo los primeros los más nocivos para el cuerpo, por su alto aporte de ácidos grasos saturados, y los que más hay que evitar. Si se abusa de estas grasas, con el tiempo, es muy probable se sufra de problemas de salud, con un mayor riesgo cardiovascular de por medio.

No obstante, tampoco todas las grasas vegetales son iguales, veremos un poco sobre ello. Los aceites de cocina que no le hacen daño a la salud son aquellos que están compuestos por grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, o también conocidas como “grasas buenas”.

Aceite de oliva

El mejor aceite, el más saludable, es el de oliva, y cuanto más virgen, mejor. Un ingrediente básico en la dieta mediterránea, se caracteriza por ser una grasa monoinsaturada con grandes beneficios para la salud cardiovascular.

El mejor que se puede comprar es aquel que no está refinado, ya que está presionado a bajos niveles de calor y esto ayuda a conservar los polifelones que son buenos para la salud.

Aceite de sésamo

Este aceite de origen asiático es reconocido por ser fuente de grasas monoinsaturadas, con el plus de contener cantidad de antioxidantes que permanecen incluso después del sometimiento al calor.

Además, contiene fosfatidilcolina, un nutriente relacionado con la buena salud cerebral. A pesar de esto, se recomienda su consumo limitado ya que también contiene ácidos grasos omega 6.

Aceite de coco

Si bien durante muchos años no ha tenido muy buena fama por su alto contenido de grasa saturada, varios estudios han demostrado que en realidad es un aceite bueno y que se puede utilizar sin problemas. La mayoría de grasa saturada que contiene es del tipo conocido como triglicéridos de cadena media, que el cuerpo transforma en energía en lugar de almacenarlo como grasa corporal.

Además, cuenta con propiedades antibióticas y antimicrobiales que protegen el organismo de diferentes agentes patógenos. Está considerado también una buena fuente de energía para el cerebro.

Los peores aceites de cocina para la salud

La mayoría de los aceites vegetales que se comercializan en el mercado a bajos precios son los que están compuestos por “grasas malas”, también llamadas grasas saturadas o grasas trans. El consumo de este tipo de aceites se ha convertido en una de las principales causas de los problemas de colesterol alto, por lo que deben ser evitados.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz