Algunas preguntas, y sus respuestas, sobre el chocolate

chocolate

Del chocolate se ha dicho, y se dice, de todo, desde que es estimulante hasta que puede llegar a ser beneficioso para el corazón, pero ¿qué hay de cierto en estas afirmaciones?

En un primer sentido, se debe decir que los efectos del consumo del chocolate sobre el estado de ánimo son varios e, incluso, contradictorios: mientras hay quienes aseguran que contribuye a tranquilizar, otros hacen más hincapié en que varios de sus compuestos serían estimulantes del sistema nervioso.

El cacao contiene, por un lado, una cantidad importante de azúcar y grasas, a la que podría atribuirse en parte la sensación placentera que produce en su consumidor. Por el otro, hay quienes también destacan otros compuestos, como la cafeína y la teobromina, que están considerados estimulantes del sistema nervioso, lo que llevaría a mejoras en el estado anímico.

Sin embargo, estos efectos han sido estudiados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y Nutrición (EFSA), quienes han informado que no cuentan con evidencia suficiente como para afirmar estas relaciones de causa – efecto.

Los expertos recomiendan, limitar el consumo de chocolate en los niños, no tanto por sus efectos estimulantes, sino sobre todo por su cantidad de azúcar y grasa. Este contenido oscila entre 5 y 20 mg. por cada 100 gramos, según la procedencia del cacao, mientras que las cantidades máximas recomendadas son de un máximo 2,5 mg. por kilo de peso al día.

¿Y cuáles son sus beneficios para el sistema cardiovascular? Desde la antigüedad, que se le atribuyen al chocolate propiedades saludables, las que pasarían en especial sobre la salud del corazón. Algunos estudios apuntan a que ciertos compuestos activos presentes en el cacao, como los flavonoides, podrían mejorar ciertos parámetros del sistema cardiovascular.

En este caso también, la EFSA ha intentado corroborar esta relación: su revisión no ha arrojado resultados concluyentes, y no existiría vínculo directo entre el consumo de flavonoides del cacao y la protección de los lípidos sanguíneos de la oxidación, así como tampoco con el mantenimiento de la presión sanguínea normal.

No obstante, la misma institución sí considera que el consumo diario de 200 mg de flavonoides del cacao (procedentes de 2,5 gramos de cacao en polvo rico en flavonoides o de 10 gramos de chocolate negro rico en flavonoides) sí contribuiría a la dilatación de los vasos sanguíneos, lo que repercute de manera positiva sobre la circulación sanguínea y, en consecuencia, podría ser de beneficio para el sistema cardiovascular.

¿Engorda el chocolate? Otra de las dudas más importantes es si el chocolate engorda: como en cualquier caso, ningún alimento de por sí es causa directa y única de exceso de peso. La ganancia de peso es multifactorial, y se debe tanto a una predisposición genética como a malos hábitos de vida.

Para engordar, básicamente, es necesario que la ingesta calórica supere el desgaste energético, y ciertos alimentos, ricos en grasas y azúcares, son más calóricos y, por ende, propician un aumento de peso.

Dicho esto, el chocolate, al ser un alimento de alta densidad calórica, debería consumirse con moderación, aunque habrá que tener en cuenta que de por sí no engorda, sino que todo dependerá de la cantidad de la ingesta.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz