Algas comestibles, las más comunes

Desde hace siglos se conoce el consumo de algas y vegetales marinos comestibles, según lo demuestran documentos que datan de unos 6 siglos antes de la era cristiana. En Japón, por caso, este tipo de vegetales representa cerca del 25 por ciento de su dieta, y aunque aún su consumo no está muy extendido en la dieta occidental, empieza a abrirse camino de a poco en algunos países europeos, como son Alemania y Austria.

Compartamos en este post de Vitadelia algunas de las algas comestibles más comunes:

El alga noria es una de las más consumidas en el mundo: su tamaño es pequeño y su color, rojo o púrpura (aunque se torna negra al secarse), destacar por su contenido de provitamina A y por su efecto remineralizante, que actúa benéficamente sobre el crecimmiento del cabello y las uñas, entre otras funciones.

Además, posee otros minerales como el yodo y vitaminas como algunas del complejo B. Se recomienda en casos de cansancio, fátiga, en períodos de convalecencia, o incluso para quienes tienen problemas de piel o para fortalecer el sistema nervioso.

Otras algas conocidas son las Hiziki, consideradas unas de las más sabrosas y muchas veces tomadas como guarnición y comidas en ensaladas. Sin embargo, su contenido de vitaminas y minerales es algo inferior en comparación con otras algas. Entre su aporte destaca el de hierro, vitaminas del grupo B, fósforo, provitamina A y antioxidantes.

Su uso se recomienda para la vista, para la prevención de enfermedades degenerativas, al tiempo que mejora de la memoria y problemas de piel. Sin embargo, es necesario hacer una salvedad: como es posible que contenga arsénico orgánico, un metal pesado, hay que tener cuidado, y evitar su consumo muy habitual ya que puede ocasionar problemas de salud.

El alga kombu, por su parte, es otra variedad que destaca por su poder remineralizante y su alto contenido en yodo. Tiene un sabor más fuerte y podría considerarse como un sustituto de la sal para la elaboración de alimentos procesados, y se caracteriza porque ayuda a facilitar las digestiones y a reducir las flatulencias.

Otra de las algas comestibles es la arame, de color pardo y oscuro, de sabor dulce y destaca por tener alto nivel de calcio, fósforo, yodo, vitaminas A, B1 y B2. Su consumo puede favorecer la circulación sanguínea, la hipertensión o los problemas de bocio.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz