Alergia a los alimentos en los niños: a los frutos secos

frutos secos

En otra ocasión hemos hablado en Vitadelia sobre la alergia

y sus distintos tipos. En el caso puntual de la alergia a los alimentos (que afecta entre un 1 y 7 por ciento de la población*) se provoca cuando el sistema inmune de una persona reconoce como “tóxico” algo que se ha ingerido, puntualmente, a un compuesto en específico de un alimento, que se lo denomina por tal motivo alergeno.

Este alergeno produce un tipo de anticuerpos, llamados “inmunoglobulinas E (IgE), que hacen que ciertas células especializadas liberen histamina en la sangre. La histamina es, precisamente, la causante de los síntomas más comunes de las alergias: desde el picor en la nariz y los ojos llorosos, la posible aparición de manchas o de urticaria en la piel o hasta, en casos más graves, la inflamación de las mucosas que puede llevar a una asfixia.

Si una persona alérgica a un determinado alimento lo ingiere, espontáneamente se le pueden desarrollar estos síntomas por lo que es esencial identificar qué alimento provoca esta sobre reacción para eliminarlo de la dieta. Más delicada aún es la situación en los niños: y en este contexto, se sabe que uno de los alimentos que más frecuentemente causan alergia en los pequeños son los frutos secos, y en especial, los cacahuetes.

Lo cierto es que los frutos secos son un alimento potencialmente alergénico, y cuando un niño alérgico a ellos los consume, seguro le dirá a sus padres que le duele el estómago o le pica la garganta. Más allá de una consulta médica que lo corrobore, necesario será entonces suprimir de la dieta del niño los frutos secos, y aquéllos alimentos que los contengan (aunque sean en poca cantidad) en su composición.

La mejor manera de identificar si un determinado producto puede causar alergia a alguien con este problema es leyendo con atención su etiqueta y/o envase para asegurarse que no contenga ninguno de los siguientes ingredientes y/o derivados:

* Frutos secos: sean cacahuetes, almendras, nueces (de cualquier tipo, del Brasil, de Macadamia, etc.), pistachos, avellanas, anacardos, avellanas, pipas de girasol, pistachos, piñones, castañas.

* Productos cuyo ingrediente principal es el fruto seco: tal es el mazapán, el guirlache, algunos bombones, los turrones, pastas y cremas que contengan frutos secos (por ejemplo, crema de cacao, mantequilla de cacahuete o de almendra).

* Determinados productos de repostería y panadería: bizcochos, panes con semillas, galletas, bollos, cereales de desayuno, barritas de cereales como la granola, entre otros

* Aceite de frutos secos, como el aceite de girasol o de avellanas.

*Según datos de la Sociedad Española de Inmunología y Alergia Pediátrica.

Vía Eroski

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz